política

Ingrid Betancourt tras la derrota de Rodolfo Hernández: “Fue una mala segunda vuelta; la campaña fue muy sucia”

La colombo-francesa anunció que ella y su partido serán de oposición a Petro. “No me iré de Colombia”, le dijo a SEMANA.


SEMANA: ¿cómo vio los resultados electorales?

INGRID BETANCOURT (I. B.): fueron sorprendentes porque se daba a Rodolfo Hernández con un margen muy pequeño, pero ganador de la contienda. Igual, lo que sabíamos del país está ahí: una Colombia fracturada, una mitad de los colombianos que miran con preocupación el resultado de las elecciones.

SEMANA: ¿qué cree que pasó con Rodolfo Hernández?

I. B.: fue una mala segunda vuelta. La campaña fue muy sucia, enfilaron baterías contra él de una manera muy cruel, sacando todo tipo de cosas sobre su hija, sobre su vida privada, cosas que no se ven normalmente en una campaña presidencial. Es una página que hay que doblar y ser muy propositivos con Colombia. Hay que decir: si este es el horizonte que le toca al país, hay que empezar desde hoy a luchar por los valores que hemos defendido siempre. Pienso que la lucha empieza hoy.

SEMANA: Rodolfo Hernández estuvo desaparecido del escenario mediático las dos últimas semanas, ¿esa estrategia le costó?

I. B.: yo sí creo, era importante que él estuviera rodeado, presente, confrontando. Esa cantidad de calumnias que se estaban produciendo eran como una máquina. Y después de los ‘petrovideos’ quedó muy claro el origen detrás de esto.

SEMANA: ¿usted reclamó internamente la ausencia de Rodolfo Hernández los últimos días?

I. B.: yo estuve hablando con él, pero sentía que la campaña sucia en su contra lo indignó. Yo siento que él tuvo conciencia de que su vida estaba en peligro.

SEMANA: Petro le tendió los brazos a Rodolfo Hernández, le abrió las puertas para el diálogo, ¿cómo vio ese gesto?

I. B.: ese mismo gesto lo hubiera hecho Rodolfo Hernández si hubiera llegado a la Presidencia. El presidente electo es el mandatario de todos los colombianos. Sin embargo, me parece que lo que se que vio en la campaña obliga a muchísima prudencia.

SEMANA: ¿usted, su partido, Verde Oxígeno, cómo quedan en adelante?

I. B.: con una misión: la de construir el Partido Verde Oxígeno, la de representar esas diez millones de voces de colombianos que quedan preocupadas por esta situación, defender las instituciones democráticas, el estado derecho, y defender que haya elecciones en los próximos cuatro años y que no estén, de antemano, cargadas en favor de un espacio político. Esta es una lucha. Tenemos que hacer valer ese sentimiento y esos derechos y la visión de país.

SEMANA: ¿usted se irá a Francia?

I. B.: no, yo lo dije desde un inicio: vine a Colombia para quedarme. Voy a estar construyendo el partido, ayer estuvimos haciendo el balance de esta campaña presidencial, lo que viene, las estrategias. Estamos firmes. Colombia sigue, las banderas que nosotros hemos defendido hay que seguirlas defendiendo.

SEMANA: ¿Verde Oxígeno hará oposición a Petro?

I. B.: claro que sí, somos la oposición, creemos que Colombia necesita una oposición sensata, programática, lúcida, defendiendo valores y principios sin ningún tipo de sectarismo, simplemente diciendo lo que estamos viendo.

SEMANA: Humberto de la Calle, el único senador de su partido, dijo que adoptará una posición independiente, que apoyará las iniciativas de Petro y se opondrá a las nocivas, ¿qué piensa?

I. B.: espero que coincidamos en eso, igual el Partido Verde Oxígeno dará una línea. La estaremos dando, obviamente, en consenso y por el bien de Colombia.

SEMANA: es decir, ¿Humberto de la Calle tiene que acatar la línea que ustedes den?

I. B.: esto es un proceso conjunto, yo aspiro a que Humberto de la Calle le cumpla a Colombia y al partido.

SEMANA: ¿conclusión: usted y su partido serán opositores a Petro?

I. B.: sí, una oposición reflexiva, generosa, es decir, actuaremos como alternativa al gobierno de Gustavo Petro.

SEMANA: por último, ¿cómo vio el discurso del nuevo presidente?

I. B.: hay cosas que nos tienen que llamar la atención a todos, entre ellas, el hecho de que en la campaña hubo gente que quedó escondida, desaparecida, en la tarima de la victoria, es decir, los buenos los mostró y los malos los escondió. Eso ya da una visión de lo que podamos estar enfrentando. Hay que darle un compás de espera, yo quiero como colombiana que a Petro le vaya bien, que se rodee bien, que haga las cosas bien y le cumpla al país. El gran lunar que tiene Petro es la corrupción y la corrupción implica traicionar las expectativas de los colombianos.