nación

Lo último: MinJusticia confirma plan candado con Policía para recaptura de alias Matamba

Ya hay un primer capturado por estos hechos.


El Gobierno nacional, por intermedio del ministro de Justicia, Wilson Ruiz, confirmó que se activó ya un plan candado para recapturar a Juan Larrinson Castro Estupiñán, alias Matamba, el mismo narcotraficante que a punta de millones logró torcer al Ejército en el sur del país para que lo dejaran delinquir a sus anchas y que se fugó de la cárcel La Picota.

Matamba había sido trasladado en mayo de 2021 del pabellón de los extraditables a uno de mediana seguridad, en la época en que el anterior director del Inpec era el general Mariano de la Cruz Botero.

“En la mañana de hoy, luego de realizar el proceso de contada para el relevo de cambio de guardia, el personal de custodia reportó la ausencia del privado de la libertad alias Matamba. Ante esta fuga, pusimos en marcha un plan candado con el apoyo de la Policía Nacional, la Dijín y el Ejército nacional para dar con la recaptura del interno prófugo. Igualmente, solicité a la Fiscalía y a la Procuraduría que investiguen a los responsables. Primero, fue capturado uno de los integrantes del personal de guardia que habría colaborado con la fuga. También se investiga a todos los funcionarios de La Picota que estuvieron de turno en la noche de ayer y la madrugada de hoy. Es necesaria una reforma integral al sistema penitenciario”, dijo el ministro Ruiz.

Por su parte, el hecho generó la inmediata reacción del presidente Iván Duque, quien confirmó que ya se comunicó con el fiscal Francisco Barbosa para que “inmediatamente se abran las investigaciones necesarias” con la finalidad de capturas a todas las personas que participaron y ayudaron en la fuga al exjefe del Clan del Golfo. Agregó que deben hacerse los procedimientos necesarios para detectar a los cómplices de estos hechos.

“No más paños de agua tibia frente al Inpec. Vamos a proponer una reforma integral al sistema penitenciario y trabajaremos en ese sentido con el equipo de Gobierno en esa dirección”.

capturado alias Matamba, cabecilla de las Farc
capturado alias Matamba, cabecilla de las Farc - Foto: SEMANA

Cabe señalar que Juan Larrinson Castro Estupiñán era el principal cabecilla de la estructura conocida como Cordillera, del Clan del Golfo. Fue capturado en Floridablanca, Santander, mientras celebraba su cumpleaños.

Le encontraron elementos de valor representados en oro, relojes y dinero en efectivo. Es pedido en extradición por narcotráfico por Estados Unidos. Alias Matamba es señalado de enviar toneladas de cocaína desde El Rosario, Leyva, Policarpa y Cumbitara (Nariño), a través del Pacífico nariñense y caucano. Lo relacionan con el cartel de Sinaloa Nueva Generación.

Las autoridades identificaron que tenía pactos con las disidencias de las Farc y el ELN, en el suroccidente del país, y tenía bajo su mando a por lo menos 200 hombres.

Hace pocos días, la Procuraduría General abrió investigación para establecer los nexos entre varios oficiales activos y en retiro del Ejército con la banda de Juan Larrinson Castro Estupiñán, conocido como Matamba. En su más reciente edición, SEMANA reveló varios testimonios que demarcan una fuga de información para beneficiar a Matamba y sus hombres, así como acciones para bajar la intensidad de los operativos en su contra en el sur del país, al mismo tiempo que se fortalecían los operativos en contra de los enemigos del narcotraficante.

A Matamba lo salpican varios testimonios: “Claro que había fuga de información. En el último momento las operaciones militares se caían porque los de Matamba ya sabían que íbamos por ellos”. “Uno no entendía en ese momento por qué los jefes archivaban la información de inteligencia que se les entregaba con coordenadas de movimientos del grupo de Matamba, horas específicas y objetivos. Ahora ya lo sabemos, porque eran unos vendidos”.

En este tipo de relatos coinciden en que militares de inteligencia y hasta de un exjefe de comisión del ELN con los que habló SEMANA y destaparon cómo era la olla podrida de corrupción, tráfico de armas y hasta malversación de dineros públicos que operaba en el Ejército, en el Batallón Boyacá, sur del país, la zona con más hectáreas de coca cultivada, en donde cientos de militares han perdido su vida, mientras otros uniformados estaban filtrando información a los ilegales a cambio de dinero.