nación

Luis Ernesto Gómez denuncia que le clonaron su cuenta de Facebook

Desde la falsa cuenta de Facebook estaban ejerciendo estafas por medio de transferencia de bitcoins.


El jefe del Gabinete de la Administración Distrital, Luis Ernesto Gómez, informó este lunes 14 de febrero que su cuenta de Facebook fue clonada por delincuentes y que por este medio están realizando estafas utilizando transacciones con Bitcoins.

El funcionario de la Alcaldía de Bogotá señaló, por medio de su cuenta oficial de Twitter, que ya inició con los procedimientos legales necesarios para evitar que desde esa falsa cuenta sigan estafando a personas creyendo que se trata de él.

“Ya hemos denunciado el perfil ante la Fiscalía y ante el Administrador de FB. Si reciben un mensaje de este perfil por favor denúncielo”, indicó el funcionario público.

Según lo establecido, desde la falsa cuenta de Facebook se promete que quienes donen en bitcoin, para supuestamente ayudar a las personas afectadas por la pandemia, recibirán nuevamente el valor de su donación, pero multiplicada por tres.

Las personas que recibieron estos mensajes, supuestamente provenientes de Luis Ernesto, indicaron que los mensajes estaban también escritos en inglés, pero que en ambos idiomas presentaban fallas y errores de ortografía y redacción.

Facebook vende su proyecto de criptomonedas

Una millonaria transacción está por hacer la gigante tecnológica Facebook, según se anunció este lunes. La Diem Association, que emprendía el proyecto de moneda digital lanzado por la empresa que llevó al multimillonario Mark Zuckerberg a la cima, ya tiene comprador de la propiedad intelectual de la criptomoneda.

Se trata de la firma de inversiones Silvergate, que pagará 182 millones de dólares por adquirir el proyecto que fue lanzado por Facebook en 2019.

El plan de Facebook, de diseñar un sistema de pagos a lo moderno, puso en alerta a funcionarios de finanzas de todo el mundo, quienes expresaron preocupación sobre la seguridad y confiabilidad de una red privada.

Stuart Levey, principal directivo de Diem Networks, dijo en una publicación de la agencia de noticias AFP que la iniciativa progresó, “pero, sin embargo, quedó en claro en nuestros diálogos con las autoridades reguladoras federales que el proyecto no progresaría”.

¿Quién es el comprador?

Silvergate es un banco constituido en el estado de California, fuertemente interesado en las criptomonedas. Esta entidad financiera tiene una casa matriz, Silvergate Bank, que ya había tenido relación con Diem, pues se iba a encargar del piloto que buscaría emitir la ‘stablecoin’ Diem USD, una moneda digital que, al estar ligada al dólar estadounidense, no tendría la volatilidad de otras monedas digitales como el Bitcoin.

Silvergate le puso al proyecto un valor de venta de 182 millones de dólares.

Debido a las preocupaciones de los reguladores, el proyecto se confió previamente a una entidad independiente con sede en Ginebra.

Luego de que grandes socios como PayPal, Visa y Mastercard abandonaran la causa, la organización redujo sus ambiciones antes de pasar a denominarse Diem, a fines de 2020.

El gran temor que ha rodeado el trámite para obtener la licencia de operación, es el riesgo que intuyen los reguladores, de que sea utilizada para el lavado de activos.

Muchos cambios

La criptomoneda de Facebook ha tenido muchos cambios. Cuando fue lanzada la idea, en 2019, se planeaba llamarla Libra. En ese momento, la idea era crear una moneda digital global muy poderosa, que circulara en la nube con el respaldo de decenas de organismos y plataformas digitales.

Posteriormente a su lanzamiento, después de varios reparos de los reguladores, salió a relucir su nuevo nombre: Diem. Hay que destacar que Facebook siempre había señalado que sacaría la moneda digital solo con la venia de los reguladores.

En el proceso de construcción de la idea, también se habló de Diem como una red de pago entre usuarios y empresas. En ese caso, el valor de la moneda digital se homologaría a la del país de operación.

Ahora, habrá que esperar para ver qué pretenden hacer con Diem los compradores del proyecto.