judicial

Marymount: Fiscalía abrió investigación preliminar tras las denuncias de acoso sexual

Un equipo especial de fiscales adelanta la recolección de elementos materiales probatorios para verificar los hechos e identificar plenamente a los implicados.


La Fiscalía General abrió una investigación preliminar luego de las denuncias presentadas por constantes casos de abuso y acoso sexual en el colegio Marymount, ubicado en el norte de Bogotá. Los hechos materia de indagación se desprenden de las denuncias presentadas en redes sociales por varias exalumnas que señalaron a un profesor de educación física de hacerles sistemáticas propuestas indecentes y obscenas.

El pasado viernes 25 de febrero, Laura Giraldo amplió su declaración ante la Fiscalía, haciendo énfasis en que muchas estudiantes fueron acosadas por el profesor Mauricio Zambrano, quien aprovechaba los momentos que estaban a solas para hacerles comentarios sobre sus cuerpos o invitarlas a salir. Pese a que las directivas de la institución tenían conocimiento del caso, no tomaron cartas en el asunto y Zambrano siguió impartiendo clases sin recibir ningún tipo de llamado de atención.

En entrevista con SEMANA, Laura aseguró que en su caso el acoso empezó cuando ella estaba cursando décimo grado. “Me buscaba cuando estaba sola, aunque varias personas de mi promoción fueron testigos de lo que pasó, pero todas lo justificamos. Hacía comentarios morbosos y uno estando en décimo y once piensa que es el dueño del mundo, que ya creció y deja los comentarios pasar”.

Incluso, llegó a pedirle su número telefónico para contactarla por fuera de clases. “Cuando vio que me iba a quedar callada, fue más directo. Empezó a decirme: ‘Te quiero proponer algo’, como volviéndome cómplice, usando técnicas de abuso para lograr la satisfacción sexual que él quería. Fue un año en el que estuvo intentando pastorearme, digo yo (…) como un depredador”.

Un equipo especial de fiscales adelanta la recolección de elementos materiales probatorios para verificar los hechos e identificar plenamente a los implicados, tanto por acción como por omisión. Igualmente, se quieren certificar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se habrían presentando los casos de acoso dentro de la institución educativa.

Tras la denuncia de García, otras estudiantes y exalumnas empezaron a romper el silencio y a señalar que fueron constantemente acusadas por este profesor. Mientras tanto las directivas del colegio tomaron acciones mínimas, como cambios de grupos de salón.

El pasado sábado, en medio de una lluvia de quejas y denuncias, la rectora del colegio, María Ángela Torres, fue apartada del cargo por parte de la junta directiva. En el pronunciamiento oficial se rechazó cualquier acto indebido o incorrecto que se haya presentado y desde que nos fueron formuladas las quejas correspondientes hemos venido trabajando para buscar que las autoridades competentes lo investiguen hasta las últimas consecuencias, lo cual incluye la contratación de asesores para impulsar las denuncias del caso con la información que tenemos, con el fin de que la fiscalía investigue y determine las responsabilidades que resulten procedentes con la mayor rigurosidad”.

La misiva continuó señalando que se velará por el reconocimiento de víctima del colegio, además de hacer una invitación a los estudiantes y padres de familia para que hagan llegar sus quejas.

“Adicionalmente, velaremos porque se reconozca dentro de las investigaciones, como es debido, el carácter de víctima que para nuestro colegio se deriva de toda esta situación, a fin de establecer la verdad alrededor de los hechos que se han venido señalando y de obtener las reparaciones a las que haya lugar”, asegura la Junta Directiva, que además recalcó que no tenía conocimiento de los hechos, pero que acompañará las denuncias y quejas sin perjuicios.

“Teniendo en cuenta que por muchas razones las alumnas y exalumnas que se consideran afectadas por estas circunstancias han manifestado no haber podido formular con anterioridad las denuncias correspondientes, la Junta no tenía conocimiento previo de que este tipo de situaciones pudiera estarse presentando en el colegio, lo cual por supuesto no será obstáculo para que invitemos desde ya a todos los miembros de la comunidad a que nos hagan llegar sus quejas y denuncias, sin perjuicio de que acudan también directamente a las autoridades competentes si así lo prefieren, tal como lo estamos haciendo nosotros, lo cual sin duda alguna contribuirá eficazmente en beneficio de la causa común que todos tenemos en estos momentos.

Así mismo, estamos adoptando las decisiones necesarias para exigir que a nivel interno se tomen las acciones pertinentes que lleven a que estos presuntos hechos no sucedan nunca más en nuestra institución. Para ello, estamos ya trabajando activamente en la inmediata implementación de todos los planes de contingencia que resulten necesarios de manera que sigamos ofreciendo”, afirma.