Home

Nación

Artículo

La golpiza que recibió María Angélica Durán le ocasionó una incapacidad médica de 40 días.
La golpiza que recibió María Angélica Durán le ocasionó una incapacidad médica de 40 días. - Foto: María Angélica Durán.

nación

“Me tiró al piso, me pegó puños y patadas; me tumbó el diente”: hija de exconcejal de Bogotá revela que fue violentada por su pareja y exige justicia

Los hechos ocurrieron el 12 de mayo de 2018. Aunque la víctima denunció ante la Fiscalía, el agresor sigue libre.

“¡Justicia!, que el agresor pague por lo que me hizo”. Ese es el llamado que le hace la joven abogada María Angélica Durán Valbuena a las autoridades en Colombia, en especial a la Fiscalía General de la Nación, luego de que su expareja la violentó verbal, física y psicológicamente en varias oportunidades. Ella señala que él sigue libre sin pagar por los aberrantes hechos que cometió.

María Angélica es abogada de la Universidad del Rosario y es hija de Jorge Durán Silva, quien fue concejal de Bogotá por el Partido Liberal entre 1978 y 2019.

Según su relato, los hechos ocurrieron en Villavicencio, el 12 de mayo de 2018. María Angélica dice que interpuso la denuncia penal correspondiente, y señaló que la Fiscalía no ha avanzado en su proceso.

En diálogo con SEMANA, María Angélica contó los repugnantes momentos que vivió a manos de quien era su pareja en ese entonces.

“Nosotros estábamos en la finca de él, pero fuimos a pasar el día en un hotel porque ahí no había piscina. Yo con él estaba bastante sometida, sumisa, insegura porque desde tiempo atrás había mucho maltrato psicológico de él hacia mí y ese día él agarró mi celular para revisarlo y había un mensaje de un amigo diciéndome que necesitaba hablar conmigo y ese hombre se enfureció por completo”, contó María Angélica.

Desde ese mismo instante, la pesadilla para María Angélica se hizo cada vez más perturbadora. Ambos se subieron al carro de él y se dirigieron nuevamente hacia la finca y fue allí en donde todo empeoró. “Cuando llegamos a la finca me tiró al piso a pegarme puños y patadas. Yo hago lo posible para quitármelo de encima y me fui corriendo al baño. En el espejo me doy cuenta de que tenía la cara ensangrentada, el ojo morado, y no tenía el diente, me lo tumbó”, agregó María Angélica, con la voz entrecortada.

La noche para María Angélica fue espeluznante. Lo que vivió a manos de su pareja fue sádico, pues habría sido abusada sexualmente. “Ya en la noche, tenía un pedazo de carne en el ojo para tratar de quitarme el morado y él se despierta y tuvo relaciones sexuales conmigo, pero yo estaba totalmente en shock, yo no quería, pero él lo que me decía es que nunca había tenido sexo con una persona que tuviera el ojo morado”.

A María Angélica las horas se le empezaron a hacer eternas. Al día siguiente, después de la fuerte agresión, ambos viajaron hacia la capital del país. “Él vivía en Chía y no me dejaba salir de la casa de él porque no quería que nadie me viera con la cara morada”, expresó la joven abogada.

Dos días después, María Angélica interpuso la demanda correspondiente ante la Fiscalía General de la Nación. Los golpes que recibió le originaron una incapacidad médicolegal definitiva de 40 días con secuelas en el ojo.

No contento con lo que había hecho, el agresor siguió buscándola y cada vez se mostraba más desquiciado. “Él me siguió buscando las dos primeras semanas, hubo un momento en el que incluso me llamó por FaceTime, yo le decía: ¿por qué me pegaste, mira cómo me tienes la cara? Y él lo que hizo fue empezar a masturbarse”, dijo María Angélica.

El agresor, al enterarse de que había sido denunciado penalmente ante la Fiscalía, se desapareció por completo de la vida de María Angélica, pero la joven abogada exige que se haga justicia.

El 21 de mayo de 2018, María Angélica puso en conocimiento estos hechos ante la Fiscalía General de la Nación, y fue solo hasta el cuatro de junio de 2021 que el ente acusador imputó a Luis Leonardo Parada Sierra por el delito de violencia intrafamiliar, un delito que tiene una pena de cárcel de 6 a 14 años cuando el maltrato físico y psicológico se le produce a una mujer.

No obstante, llama la atención de María Angélica y de su abogado defensor, que la Fiscalía no le imputó el agravante por haberse propinado la agresión contra una mujer, quedando entonces la pena de prisión a imponerle al agresor de 4 a 8 años. Además, como el agresor no tendría antecedentes, la pena que impondrá el juez sería solo de 4 años de cárcel.

Adicional a lo anterior, y a pesar de las declaraciones de María Angélica Durán Valbuena y los dictámenes de Medicina Legal, según los cuales se evidencia que la víctima fue abusada sexualmente el mismo día de los hechos, estando en incapacidad resistir y después de haber sido agredida física y psicológicamente como lo acreditaron los peritos (psiquiatras y psicólogas) de la misma Fiscalía, el ente acusador solo hasta agosto de 2022 compulsó copias a la Unidad de Delitos Sexuales para que investigue al agresor.

A pesar de todo esto, a la fecha no ha pasado absolutamente nada en ese proceso. De hecho, la compulsa de copias (inicio de investigación por el delito sexual) se dio porque el nuevo abogado de la víctima así lo solicitó.

“El proceso lleva más de un año. Al hombre lo imputaron por violencia intrafamiliar, pero lo imputaron mal porque no le agregaron el agravante por haberse cometido en contra de una mujer, por lo que la pena ya disminuye sustancialmente. El escrito de acusación se hizo en junio de 2021 y a la fecha no ha pasado nada porque se ha aplazado tres veces la audiencia, dos por la defensa y uno por el juzgado”, aseguró el abogado Iván Jiménez en diálogo con SEMANA.

Lo que no se explica Jiménez es por qué si en las mismas pruebas de la Fiscalía hay evidencia de que María Angélica también habría sido abusada sexualmente, el indiciado empezó a ser investigado por el delito sexual tan solo hasta agosto de este año.

“La nueva audiencia por el delito de violencia intrafamiliar está programada para el 25 de enero de 2023, pero para el caso del delito sexual todavía están en las actividades de investigación”, concluyó Jiménez.