Home

Nación

Artículo

Superintendente nacional de Salud, Ulahí Beltrán López.
El superintendente también asistió esta semana a un debate de control político en el Congreso. - Foto: Senado de Colombia.

salud

“No me vean como enemigo de las EPS”: superintendente de Salud Ulahí Beltrán

El funcionario aseguró que no tendrá “solidaridad” con quienes le provocan “daño” al sistema.

Este 30 de noviembre, el superintendente de Salud, Ulahí Beltrán, realizó una visita al departamento de Bolívar para presidir una mesa de intervención territorial, que busca plantear soluciones a las principales problemáticas del sector salud en cada región.

Beltrán aseguró que los ciudadanos empezaron a entender que el acceso efectivo a puna atención sanitaria de calidad es un derecho. Y por eso reiteró que este año se reportó que hubo alrededor de un millón de PQRD (Petición, Quejas, Reclamos y Denuncias).

“Mensaje para los gerentes: no más riesgo financiero amenazante de la extinción de los hospitales públicos. La política del presidente Petro en lo público es rescatar lo social, y el hospital público es el patrimonio social por excelencia de la población colombiana”, aseguró el superintendente Beltrán.

Precisamente, en los últimos días el funcionario había advertido que los hospitales públicos no serán objeto de liquidación durante el actual gobierno. Por el contrario, la ministra de Salud, Carolina Corcho, ha dicho que las redes hospitalarias públicas y la atención primaria estarán en el centro del nuevo modelo de salud preventivo y predictivo que está proponiendo.

Beltrán, además, les tiró fuertes pullas a sus antecesores. “Para las EPS: no va a haber más complicidad de la Superintendencia con quienes infringen la norma”, advirtió el funcionario. “La solidaridad de la SuperSalud será con los usuarios, que son los afectados. No podemos tener solidaridad con quienes generan daño y agregan costos evitables al sistema”, añadió Beltrán.

No obstante, durante los últimos gobiernos también se liquidaron varias EPS que no cumplían con indicadores financieros adecuados y estaban poniendo en riesgo la salud de los pacientes afiliados. De hecho, entre 2019 y 2022, durante el gobierno del expresidente Iván Duque, fueron liquidadas 13 EPS.

En todo caso, Beltrán aseguró que pondrá en cintura a las EPS que de forma sistemática no atiendan adecuadamente a sus pacientes.

Les recuerdo a las EPS que los usuarios del sistema han depositado dos cosas importantes en ustedes, confianza y plata. Deben de tener presente que los recursos no son privados, son públicos y por lo tanto pertenecen a sus afiliados”, advirtió durante su intervención en Bolívar.

Para él, en la actualidad no se han visto las inversiones que beneficien la salud de los ciudadanos, pese a que las EPS reciben millonarios recursos públicos.

“No me vean como una persona que es enemiga de las EPS, soy enemigo de las EPS que tienen un manejo inadecuado de los recursos que reciben, y no garantizan el derecho a la salud”, concluyó el superintendente.

De otro lado, Beltrán también defendió la distribución de recursos que hará el Gobierno para el sector salud. Calificó como “un discurso infundado totalmente” las críticas que le han hecho algunos congresistas y expertos en salud pública por el posible desfinanciamiento de rubros específicos del sistema de salud.

“El presupuesto asignado para 2023 es el más grande de la historia del país y no tiene coherencia un discurso sin soporte. Es una falsa narrativa que procura el engaño en una estrategia clara de desinformación”, indicó Beltrán durante su intervención.

No obstante, las críticas no apuntaban a los recursos de todo el sistema de salud, sino al monto del giro que les hará el Gobierno a las EPS en 2023. Por ahora, la ministra Corcho aseguró que ese rubro no se ha definido y que se concretará en este mes de diciembre.

Las EPS que entraron a liquidación quedaron debiendo $ 30 billones

En la tarde de este 29 de noviembre el superintendente Beltrán acudió a la plenaria del Senado junto a la ministra Carolina Corcho para responder varias preguntas de la Oposición en un debate de control político.

Allí, además de exponer los problemas de funcionamiento que tienen las EPS, el superintendente reveló la enorme suma de deudas que no fueron saldadas.

“La deuda que hoy están teniendo las EPS que cursan en liquidación con los prestadores es de 5,4 billones de pesos, pero la deuda que dejaron las EPS cuyos procesos liquidatorios ya finalizaron es de 27,6 billones de pesos. Es decir, entre EPS en liquidación y EPS liquidadas deben 33 billones de pesos. Son 33 billones de pesos que le faltan a hospitales públicos y clínicas privadas”, aseguró Beltrán.

La noticia hasta ameritó un pronunciamiento del presidente Gustavo Petro, quien advirtió que la cartera pendiente “se traduce en millones de muertos que pudieron ser salvados”.