Tendencias

Home

Nación

Artículo

    La exsenadora Piedad Córdoba ha negado reiteradamente tener negocios con Álex Saab, pero las pruebas resultan contundentes.
La exsenadora Piedad Córdoba ha negado reiteradamente tener negocios con Álex Saab, pero las pruebas resultan contundentes. - Foto: guillermo torres-semana

judicial

Piedad Córdoba deberá declarar virtualmente ante la JEP por magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado

En cinco oportunidades ha fracasado la declaración de la senadora del Pacto Histórico por este crimen que los comandantes de las Farc se adjudicaron.

Con el fin que no se presenten más dilaciones, la Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas. Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó que la audiencia en la que la senadora Piedad Córdoba Ruiz declarará por el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado sea realizada de manera virtual.

La diligencia, que está programada para el próximo jueves 6 de octubre, se iba a realizar de manera presencial en la sede de la JEP en el nororiente de Bogotá. Sin embargo, debido a que la senadora del Pacto Histórico presentó una excusa médica que va hasta el 26 de octubre, la Sala tomó la decisión.

La congresista del Pacto Histórico se encuentra hospitalizada desde el pasado 9 de septiembre por un cuadro de esteatorrea pancreática. El cuerpo médico de la Clínica del Rosario de Medellín le extendió. Por esta situación, la dirigente política no ha podido asistir a las sesiones del Congreso.

Los problemas de salud de Córdoba Ruiz son de vieja data. Por un problema de salud no pudo posesionarse de manera presencial como nueva congresista de la República para el período 2022-2026 en la ceremonia que se realizó el pasado 20 de Julio en el Capitolio. El presidente del Senado, Roy Barreras, indicó que la había juramentado en el lugar donde se encontraba hospitalizada.

Igualmente, tampoco asistió a la posesión de Gustavo Petro como presidente de la República el pasado 7 de agosto. “Siento que he esperado este momento histórico toda mi vida, voy a trabajar en el Senado como si fuera mi primer año como congresista en 1991. Estoy aquí recuperándome, pero mi mente, mi corazón y mi alma están ahora en la Plaza de Bolívar”.

La declaración de Piedad Córdoba

Piedad Córdoba fue vinculada a la investigación después que mencionara que desde el Secretariado de las Farc se había planeado y ordenado el crimen de Gómez Hurtado, tumbando así varias aristas de la investigación que se adelantó durante años por este magnicidio.

La senadora aseguró tener información clara de la manera en que se diseñó el plan y de las personas que participaron en el crimen. Por esto, en la JEP ya se escucharon las declaraciones de los miembros del Secretariado que se acogieron al acuerdo de paz.

Tras escuchar todos los testimonios, la Sala de Reconocimiento de la JEP definirá si asume o no la investigación. Ya los familiares del líder conservador han manifestado su interés para que no cuenten con garantías para que el caso se resuelva en la JEP.

En una carta enviada a mediados de mayo, los familiares aseguran que pese a que Carlos Antonio Lozada (excomandante de las Farc y actual senador de la República) reconoció la responsabilidad única de ese grupo guerrillero en la planeación y materialización del crimen, lo cierto es que existe mucha evidencia que señala la participación de otras personas, tanto en la planeación como en la puesta en marcha del asesinato.

Además de lo dicho por Carlos Antonio Lozada en octubre de 2020, el excomandante guerrillero no ha presentado evidencia o una prueba que soporte su versión.

En este punto indican que durante varios años se ha recopilado información que vincula a varias personas interesadas en atentar contra la vida e integridad del líder conservador. Entre estos se menciona al expresidente Ernesto Samper Pizano y varios de sus funcionarios de Gobierno, debido a la oposición de Gómez Hurtado en contra de su administración. Para los familiares de Gómez Hurtado es necesario que el expediente vuelva a la justicia ordinaria en la que ya se habían logrado algunos avances.

En otro de los apartes de la documentación señalaron que las evidencias recaudadas apuntan a que los comandantes de las Farc no participaron ni tuvieron conocimiento sobre el crimen de Gómez Hurtado. Llama la atención que después de mucho tiempo apareció la versión de Lozada, que contradecía la evidencia recolectada, inculpando a otros jefes guerrilleros que ya fueron abatidos, por lo que queda imposible contrarrestar las versiones.

Enrique Gómez, abogado de la familia del líder conservador y quien firma el documento, se fue más allá y señaló a la senadora electa Piedad Córdoba Ruiz de promover un “circo” para desviar la investigación.