política

Piedad Córdoba reapareció y celebró la victoria de Petro

La senadora electa había estado internada por complicaciones de salud.


La exsenadora Piedad Córdoba se encontraba internada en la Clínica Country de Bogotá en los últimos días. Según detalló, tuvo que ser hospitalizada por algunas complicaciones de salud, además, los exámenes arrojaron que fue positivo para covid-19, aunque asintomática.

Este viernes, Córdoba reapareció con varios mensajes en los que da su lectura de la realidad política del país, y aprovechó para celebrar la victoria de Gustavo Petro y Francia Márquez.

“Pienso que con la elección de Gustavo Petro y Francia Márquez recién comienza el siglo XXI para Colombia, debemos salir del feudalismo económico, multiplicar nuestra producción, democratizar el estado, rehabilitar a la periferia del país”, aseguró.

La senadora electa del Pacto señaló que al conocer la victoria de Petro lloró en su intimidad. “Llevo esperando un presidente de izquierda, popular e incluyente toda la vida. Cuando lo logramos lloré en mi intimidad y sentí un júbilo inmenso y una alegría enorme”, dijo.

Recalcó que sus problemas de salud no le habían dado la oportunidad de manifestarse sobre el resultado de la segunda vuelta presidencial. “Mis percances de salud no me han dado energía ni cabeza para pronunciarme sobre los últimos acontecimientos. Les comparto en estos trinos que siguen mi lectura sobre este momento histórico”, señaló.

También resaltó que Petro ha buscado a través de un “acuerdo nacional” concertar con otros sectores. “Está muy bien que Petro tienda puentes hacia la derecha, ellos representan a un sector del país, ya ellos verán si se quedan del tren de la historia, espero que no, yo los convido también”, aseguró Córdoba.

Aunque no lo mencionó, uno de los hechos más importantes ha sido la cita que se daría entre el expresidente Álvaro Uribe y Gustavo Petro en los próximos días, luego de que el mandatario electo invitara al exmandatario a conversar. El líder del Centro Democrático aceptó la idea.

Córdoba se refirió a las disputas que se han generado al interior del Pacto Histórico y señaló que esas diferencias se seguirán presentando. “A los generadores de opinión que ya comienzan a decir que dentro del Pacto Histórico hay disputas y desacuerdos, les digo que los seguirá habiendo, justamente porque somos una espacio diverso y precisamente porque no somos un partido monolítico”, aseguró Córdoba.

Destacó que los votos de Petro hayan sido mayoritariamente de las regiones más apartadas del país. “Me llama la atención que los votos que le dieron la victoria a Petro y a Francia vienen del Pacífico y el Caribe, específicamente de las zonas más empobrecidas. Petro es presidente de todos los colombianos, pero especialmente de ellos y ellas”.

También dio su opinión sobre la caída en los precios del petróleo y cuestionó si tienen que ver con la bajada de Ecopetrol en la bolsa.

En los últimos días, Córdoba había sido cuestionada por algunos sectores por no acudir a una cita en la JEP y “dejar plantadas” a las víctimas, por lo que tuvo que compartir la fotografía en la clínica del norte de Bogotá para excusarse.

La senadora electa del Pacto Histórico se posesionará el 20 de julio en el Capitolio. Sin embargo, Petro tuvo que apartarla de su campaña cuando se conocieron sus visitas a cárceles del país, al pabellón de los extraditables, presuntamente ofreciendo lo que denominaron un ‘perdón social’. Petro se adelantó a la polémica y la desautorizó previo a que estallara el escándalo en torno a ella.

La senadora electa ha estado envuelta en varias polémicas. Por ejemplo, hace unos meses, fue retenida en Honduras por no declarar 68.000 dólares en efectivo que cargaba en un maletín.

A eso se le suma las investigaciones que se adelantan en su contra en la Corte Suprema de Justicia en donde ha sido denunciada por su exasesor, Andrés Vásquez, de supuestamente haber incidido en la liberación de los exsecuestrados de las Farc, y presuntamente haber tenido negocios con Álex Saab, testaferro de Nicolás Maduro, entre otras fuertes acusaciones.