Tendencias
Disidencias entregan flores en Tibú
Revelan fotografías de disidencias de las Farc entregando flores a la comunidad en Tibú, Norte de Santander. - Foto: Suministrada a Semana A.P.I

norte de santander

Rechazan el patrullaje de las disidencias de las Farc entregando flores a mujeres en las calles de Tibú

Al parecer, este incidente se registró en el barrio San Martín.

A través de redes sociales están denunciando la presencia de grupos armados que, al parecer, estarían patrullando nuevamente las calles del municipio de Tibú, donde en esta oportunidad habrían entregado flores como símbolo de celebración por el mes de Amor y Amistad.

En las imágenes difundidas, se puede observar a varios hombres fuertemente armados con vestimenta militar y brazaletes alusivos a las disidencias de las Farc en algunas vías y barrios de este territorio y, como si fuera poco, les quedó tiempo de posar para las fotos.

Ante esta situación, SEMANA se comunicó con Olguín Mayorga, líder social y representante legal de la Asociación Nacional de Integración de Víctimas del Conflicto Armado en esta región, quien mencionó que este incidente se habría presentado en el barrio San Martín, perteneciente a ese municipio.

“Según algunos testigos de estos hechos, varios hombres fuertemente armados llegaron hasta este sector, que incluso se encuentra a solo 150 metros de la estación de Policía del municipio de la región del Catatumbo, y pararon algunas personas que pasaban por el sector con el propósito de entregarles regalos y mensajes alusivos al mes de amor y amistad”, contó el líder.

Asimismo, como representante de esta asociación y defensor de los Derechos Humanos, rechazó y reprochó este actuar de los grupos al margen de la ley, donde su objetivo es atemorizar a la comunidad catatumbera.

Hacemos un llamado a la fuerza pública, para que salvaguarde a la población y al mismo tiempo para que se pronuncien con relación a esta difícil situación que vive el departamento Norte de Santander y, especialmente, El Catatumbo, también a los organismos internacionales que se pronuncien para saber que no estamos solos”, puntualizó Mayorga.

Este líder, que además ha sido víctima de la violencia de esta región, donde también ha recibido constantes amenazas de muerte por las cuales le tocó salir del Catatumbo, pide que “si realmente se piensa en una paz total, empecemos por exigir a los grupos subversivos el cumplimiento del respeto a los Derechos Humanos y se debe sacar a la población civil del conflicto”, señaló.

Tras esta situación, los nortesantandereanos y, en especial, los pobladores de la región del Catatumbo, claman por el reinicio de los diálogos de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, del mismo modo, generar la posibilidad de un cese bilateral al fuego con los diversos grupos armados.

Sin embargo, los defensores de los Derechos Humanos en este departamento hacen un llamado especial ante las expectativas que se tienen una vez se logre restablecer estos diálogos, pues esperan que este proceso no sea como los anteriores.

“El Gobierno no puede cometer los mismos errores que se cometieron con las Farc, en el que su resultado fue una serie de violencia e incremento de cultivos ilícitos en la región. Si el ELN realmente tiene voluntad y quiere iniciar unos diálogos, deben ser ellos quienes manifiesten su voluntad en las regiones donde tienen control territorial, en términos del Derecho Internacional Humanitario”, resaltó en SEMANA el defensor Diego Villamizar.

Asimismo, el defensor mostró su preocupación debido a que señaló que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en esta región, por lo que pide que este grupo armado debe anunciar un cese al fuego unilateral de todas sus actividades criminales y terroristas.

Es un grave error para el Catatumbo lo que anunció el Gobierno Nacional de suspender las órdenes de captura de miembros del ELN sin condicionar a esta organización, aunque con fachada de guerrilla. En la región solo son un grupo criminal que sus actividades ilegales son: el secuestro, extorsión y control de cultivos ilícitos y rutas del narcotráfico al servicio de carteles mexicanos y cartel de los soles que, entre otros, son manejados por generales de la guardia venezolana de la dictadura de Maduro”, expresó Villamizar en este medio.