Tendencias

Home

Nación

Artículo

Congreso de la República
En el Congreso de la República fue radicado un proyecto de ley que busca eliminar la Veeduría Distrital en Bogotá. Foto Guillermo Torres Reina / Semana - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

bogotá

Rechazan proyecto que busca eliminar la Veeduría Distrital y cuestionan el silencio de Claudia López

Para el sindicato de la Veeduría, es inaceptable que la alcaldesa guarde silencio toda vez que ella nombró como veedor a Guillermo Rivera, quien la acompañó en su campaña a la Alcaldía.

El Sindicato de Trabadores de la Veeduría Distrital y demás servidores públicos de la entidad rechazaron el proyecto de ley 355 de 2022, del senador Germán Varón Cotrino, que busca eliminar y liquidar este organismo de control preventivo.

Para el sindicato, es lamentable que una entidad que ha estado al servicio de la ciudadanía y de las entidades durante cerca de 30 años, para luchar contra la corrupción y trabajar de la mano de la ciudadanía para la vigilancia de la gestión pública, esté nuevamente frente al riesgo inminente de desaparecer.

De acuerdo con los trabajadores de la Veeduría Distrital es inexplicable cómo una entidad, cuyo presupuesto es siete veces menor al de los otros dos órganos de control de la ciudad (Contraloría $ 178.884, Personería $ 168.326 millones y Veeduría $ 23.950 millones); que representa el 0.05 % del presupuesto anual del Distrito y cuya planta de personal es muy inferior (Personería 1.001, Contraloría 1.044 y Veeduría 74), “esté nuevamente expuesta y en medio de un juego político que parece responder más a intereses personales que a razones de índole misional, tanto así que en plena época electoral se envió mensaje de urgencia para el trámite de eliminación de la entidad”.

El sindicato de trabajadores recalcó que no existe duplicidad de funciones con los otros dos órganos de control de Bogotá, pues mientras la Personería Distrital es responsable del control disciplinario y la defensa de los derechos humanos, y la Contraloría de Bogotá ejerce el control fiscal, la labor de la Veeduría Distrital es netamente preventiva, y está alertando permanentemente a la Administración Distrital sobre posibles actos de corrupción, que le ahorran a la ciudad miles de millones de pesos y con los cuales podría priorizarse otros temas de inversión social y gasto público.

Así mismo, recordó que la Veeduría Distrital jamás ha sido cuestionada por actos de corrupción, ni ningún veedor ha sido relevado de su cargo por algún escándalo de moralidad pública.

En medio de la defensa de la Entidad, el sindicato solicitó a las Comisiones Primeras del Congreso de la República convocar a audiencia pública para que los trabajadores puedan ser escuchados en la discusión del proyecto de Ley que propone eliminar a la Veeduría Distrital, que ya fue agendada para el este miércoles 1 de junio, a partir de las 3:00 p. m., en el Congreso de la República.

Para los trabajadores de la Veeduría, es inaceptable el silencio de la administración distrital y de la propia alcaldesa, Claudia López, frente a este proyecto de ley que busca suprimir el órgano de control, más aún cuando la mandataria, al inicio de su gobierno, nombró como veedor a Guillermo Rivera, quien la apoyó y la acompañó en su campaña para la Alcaldía de Bogotá.

Cuestionan además sobre “qué garantía habría que la esposa de la alcaldesa, la senadora Angélica lozano, quien está en la Comisión Primera del Senado, vote a favor del proyecto de eliminar la Veeduría Distrital que lucha contra la corrupción en Bogotá”.

Vale mencionar que, durante los últimos periodos constitucionales, se ha intentado suprimir a la Veeduría Distrital en más de seis ocasiones, pero las iniciativas no han prosperado.

El sindicato argumenta, entre otras cosas, que la Veeduría no debe ser eliminada por los informes que han dado lugar a la judicialización de varios alcaldes locales que evadían las modalidades de selección establecidas en la ley, para hacer adjudicaciones a dedo.

Así mismo, recuerdan que la Veeduría alertó sobre las irregularidades en contratación de la máquina tapahuecos, que llevó a la judicialización de la entonces directora de la Unidad de Malla Vial por celebración indebida de contratos.

Advierten que la Veeduría Distrital también denunció las pensiones irregulares de la Universidad Distrital y logró el compromiso del centro educativo para demandar las pensiones concedidas fraudulentamente.

Al igual, frenó la compra de los hologramas que pretendía realizar la entonces Secretaría de Tránsito para controlar, en ese momento, la recién medida del pico y placa, toda vez que para el ente de control no era una medida efectiva para frenar la evasión.

De igual manera, destacan que al constituirse como víctima en los procesos penales adelantados contra Samuel Moreno, los Nule, Liliana Pardo, exdirectora del IDU; Julio Gómez, contratista; Inocencio Meléndez, exjurídico del IDU; todos relacionados con el carrusel de la contratación en Bogotá, la Veeduría Distrital representó al Distrito, logrando cuantificar los daños y perjuicios causados por el incumplimiento en la ejecución de las obras, entre muchas más acciones de prevención.

Este miércoles los trabajadores de la Veeduría Distrital serán escuchados en audiencia pública en el Congreso y se está a la espera de cuándo iniciará la discusión de la iniciativa o si nuevamente se vuelve a archivar un proyecto de este tipo.