bogotá

Restricción del parrillero hombre en Bogotá no ha sido efectiva, advierte Veeduría

La Veeduría evidenció que más de la mitad de los delitos de alto impacto con “móvil agresor motocicleta” son cometidos por el conductor y no por el acompañante o parrillero.


Tras comprometerse a hacer análisis periódicos sobre la efectividad del Decreto 199 de 2022, que en el mes de abril emitió la Alcaldía de Bogotá, promulgando medidas restrictivas para los acompañantes o parrilleros en moto en aras de mejorar los indicadores de seguridad de la ciudad, la Veeduría Distrital presentó un primer estudio.

Luego de analizar el comportamiento general de los delitos de alto impacto, indican que hubo una disminución del 11 % de delitos cometidos en la ciudad entre el periodo enero-mayo de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021.

No obstante, la Veeduría observó que, a pesar de que hubo una disminución general de los delitos entre esos meses, la participación de los móviles agresores (a pie, motocicleta, bus, bicicleta, vehículo, taxi) en la comisión de los delitos sigue estando acorde con la tendencia previa a la medida. Es decir, para la Veeduría no hay variaciones significativas de disminución del porcentaje de delitos cometidos en motocicleta.

El principal móvil agresor utilizado para cometer estos delitos es “a pie” con 82,3 % de participación, siguiendo una tendencia que se ha mantenido estable durante los últimos cuatro años. La “motocicleta” con una participación de 7,6 % representa el segundo móvil agresor más empleado y, aunque desde 2021 se presenta una tendencia a la baja en dicha participación, su comportamiento es lineal y constante.

Así, el delito de alto impacto que más se comete por agresores en motocicleta es el hurto a personas, seguido de hurto a motocicleta y de hurto a comercio.

El análisis de la Veeduría reconoce que si bien se presentó una disminución del 10 % los delitos de alto impacto cometidos en motocicleta en los primeros cinco meses de 2022, con relación al mismo periodo del año anterior, en mayo de este año ―mes donde ya se había implementado el decreto―, el número de estos delitos fue superior en un 9,5 % a los registrados en mes de abril del mismo año, mes con 12 días de restricción.

De igual, la Veeduría evidenció que más de la mitad de los delitos de alto impacto con móvil agresor “motocicleta” son cometidos por el conductor y no por el acompañante o parrillero.

Por otro lado, se encontró que para el mes mayo, los delitos de alto impacto cometidos por móvil agresor “motocicleta”, han disminuido en las dos franjas analizadas (5:00 a. m. – 6:00 p. m. y 7:00 p. m. – 4:00 a. m.), la primera con una variación de -34 % y la segunda con una variación de -32 %. Es importante recalcar que la participación de la primera franja horaria es mayor.

Aunque la participación de los hombres conductores y acompañante o parrilleros predomina en los delitos cometidos con motocicleta, la participación de las mujeres conductoras aumentó en 3,2 puntos porcentuales entre 2021 y 2022, continuando una tendencia al alza desde años anteriores. Esto llevaría a pensar en que no hay evidencia para tomar medidas exclusivamente orientadas a los hombres.

En el periodo analizado, los hurtos a automóviles y a motocicletas bajo el móvil agresor motocicleta aumentaron en un 49 %. Y al comparar solamente los meses de mayo de 2021 y 2022 se observa que hubo un aumento del 229 %, pasando de 7 a 23 hurtos en 2022.

La Veeduría Distrital hizo un análisis previo a la dinámica de estos delitos (hurto a automóviles y hurto a motocicletas), y pudo concluir que estos son los dos únicos delitos que coinciden con las consideraciones presentadas para argumentar la restricción al parrillero hombre. Es decir, la mayoría de los delitos se comenten entre 7:00 p. m. y 4:00 a. m. Aun así, estos dos delitos aumentaron significativamente en mayo de 2022, sin observarse disminuciones significativas por cuenta de la medida.