política

“Sacrificaron la disciplina fundada en la confianza”: Carlos Negret renunció al Nuevo Liberalismo

El excandidato al Senado aseguró que luego de esperar tres meses para el Tribunal de Ética del partido, decidió presentar su renuncia irrevocable a la coalición.


El excandidato al Senado de la República, Carlos Alfonso Negret Mosquera, hizo oficial su renuncia al partido Nuevo Liberalismo por medio de una carta dirigida al director del partido, Juan Manuel Galán, y al secretario general, Andrés Talero.

La carta, que fue publicada por Negret en sus redes sociales, explica que luego de tres meses de espera para que se realizara el Tribunal de Ética del partido, que había sido convocado por su director, para analizar la posición que había tomado en las elecciones presidenciales y que no se llevó a cabo, presentó su renuncia irrevocable a la coalición política.

De acuerdo con Negret, formó parte del partido porque quería contribuir desde el Senado de la República a restituir los derechos de las víctimas de la guerra en el país, pero que: “Además las erradas decisiones políticas de su dirigencia, me encontré, después del desastre electoral -jamás anticipé que los cálculos de los exsenadores Galán, sobre alcanzar el umbral estuvieron tan equivocados- conque las ideas liberales, el talante democrático, el pluralismo y la tolerancia como principios rectores de la plataforma política no gobernaban la organización interna y el proceso de toma de decisiones”, dijo en su carta.

Además, afirmó que los dirigentes del partido sacrificaron “la disciplina fundada en la confianza por la imposición de criterios personales a través de un régimen donde el disenso no tenía cabida”.

Negret también atacó las formas en que se administra y dirige el partido asegurando que no se puede generar confianza en una institución solo con “reuniones de Zoom” y afirmó que la coalición cometió un error al creer que no haber alcanzado el umbral durante las votaciones para el Senado era una victoria cuando en realidad fue un fracaso.

“También extrañé un proceso de reflexión y de autocrítica sobre cómo la explotación política del nombre y legado de Luis Carlos Galán se estaba agotando y que con contundencia hablaron las urnas. Lo que sí recibí fueron descalificaciones y epítetos, en las redes sociales y en varias emisoras provenientes de los mismos que en las vísperas me ponderaban y exaltaban”, redactó.

Finalmente, deseó éxitos al partido para poder ser viable antes de que termine el plazo otorgado por la Corte Constitucional, así como en la convención que se realizará en los próximos días para que sea una oportunidad de reflexionar sobre los errores cometidos.

Además, aseguró que deseaba suerte teniendo en cuenta que siete de los diez primeros integrantes de la lista al Senado ya no hacen parte del colectivo. “Ausencias reales bien por voluntad propia o purgas”, afirmó.

“En ese ámbito de análisis vale la pena tener como norte la serenidad, la autocrítica y el recuerdo de lo mal que terminaron las experiencias de quienes pretendieron dirigir los partidos imponiendo ‘una disciplina para perros’, como con acierto la llamó hace muchas décadas Gilberto Álzate”, concluyó Negret en su carta.

El abogado de la Universidad Javeriana fue defensor del Pueblo entre 2016 y 2020, pero al salir del cargo estuvo alejado del sector hasta que presentó el informe de violaciones a los derechos humanos en las protestas del 9 y 10 de septiembre de 2020.

Luego de presentar el informe, en octubre de 2021 también anunció que sería parte de la lista cerrada al Congreso del Nuevo Liberalismo ubicándose en el segundo renglón, pero, como es bien sabido, dicha lista fracasó y no alcanzó el umbral, afectando a Negret.

Vale la pena recordar también que, a pesar de que el Nuevo Liberalismo manifestó su apoyo al candidato Sergio Fajardo para las elecciones presidenciales, Negret se inclinó por Federico Gutiérrez, lo que no cayó muy bien dentro de las filas de su ahora expartido.