política

Sergio Fajardo dice que tuvo la razón al votar en blanco en el 2018

El hoy precandidato de la coalición Centro Esperanza ha sido calificado como tibio por esta decisión.


Han sido varias las críticas recibidas por Sergio Fajardo a raíz de su posición de votar en blanco en las elecciones presidenciales de 2018. En aquel entonces, fue el candidato con mayor cantidad de votos después de Iván Duque y Gustavo Petro, quienes se volvieron a encontrar en la segunda vuelta. La disputa entre derecha e izquierda terminó asociando la figura de centro con la ‘tibieza’.

Sin embargo, a pesar de las críticas, Sergio Fajardo ha mantenido en firme su posición -por lo que, en su momento, decidió votar en blanco-, defendiendo que ni Gustavo Petro ni Iván Duque le servían a Colombia.

”Voté en blanco porque no era con Duque ni Petro que iba a darse un cambio, y el tiempo me da la razón. Llevan años insultándome por eso y no he caído en la trampa de agredir a quienes me critican eso. Esta condición me permitirá gobernar porque sé construir, dialogar y respetar”, manifestó Fajardo.

El exgobernador de Antioquia no ha descartado que, si en estas elecciones nuevamente él o alguno de los miembros de la coalición Centro Esperanza no pasan a segunda vuelta, vuelva a votar en blanco.

Hace apenas unos días, Fajardo se refirió al tema. Al respecto, indicó que se trata de una pregunta que no se ha hecho, por lo que dejó en el aire cómo votaría si ningún representante de la congregación de la que forma parte llega a una eventual segunda vuelta.

Hace algunos meses, Fajardo hizo una extensa reflexión sobre lo que significa para él el voto y lo que implica pedir a su seguidores que apoyen a un determinado candidato.

”Es importante entender bien cómo practicamos la política. Quienes votaron por nosotros son ciudadanos libres, serenos, atentos, pensantes, críticos. No siguen simplemente órdenes. Para nosotros el voto no es una obligación, es una convicción”, apuntó el exgobernador.

Fajardo agregó: “El voto es un acto de confianza que se refrenda libremente en cada elección. Creemos que la confianza es el resultado de actuar coherente y consistentemente ante la ciudadanía. Por eso dijimos y decimos que nadie debe estar donde no quiere estar. Creemos en el valor de la palabra, en el respeto por las personas. Creemos en el poder de la pedagogía para explicar y atraer a nuestros votantes. Estamos convencidos de que la forma como se hace la campaña define la forma como se gobierna”.

Pulso en la coalición

El pasado lunes, en una rueda de prensa en Bogotá, Fajardo presentó su plan de gobierno y aprovechó para referirse a las discusiones en la coalición Centro Esperanza y, específicamente, a Alejandro Gaviria y sus alianzas con políticos cuestionados.

”Lo que he visto alrededor de Alejandro Gaviria es perturbador, yo nunca me imaginé que eso fuera a ser. Y entiendo muy bien lo que dice Jorge Robledo, pero mi decisión es: concentrémonos en hablarle a Colombia, hablar de las propuestas, no destruyamos todo el trabajo que hemos hecho durante más de dos años y medio atrapados en cosas que la mayoría de las personas en Colombia no entiende y ese sería el peor error que podemos cometer”, dijo Fajardo.

A la pregunta de si apoyaría a Gaviria si gana en la consulta, aclaró que está enfocado en ganar y por eso no ha contemplado ese escenario. Aunque a diferencia de Robledo dio a entender que sí lo apoyaría. “Yo cumplo mi palabra en cada una de las instancias en las que estoy en política”.

El exgobernador de Antioquia plasmó sus propuestas en 31 documentos que serían la base de su gobierno. Las presenta a solo dos semanas de las votaciones a las consultas. Uno de sus pilares será la educación con el propósito de generar empleos más dignos. Se enfocó en hablar de la lucha contra la corrupción y en cómo resolver la seguridad de manera integral.