nación

Susana Muhamad, de la Colombia Humana, pese al fallo del Tribunal seguirá con su curul en el Concejo de Bogotá

La renuncia de Carlos Fernando Galán y otros cabildantes modificó la conformación del cabildo distrital.


El Tribunal Administrativo de Cundinamarca le canceló la credencial a Susana Muhamad González como concejal de Bogotá, esto tras determinar que se presentaron fallas en el conteo de los votos que llevaron a la conformación de las nuevas listas del cabildo, luego que se presentaran varias renuncias en 2021.

En el fallo de 74 páginas se hizo un análisis del conteo de los votos y de la conformación del nuevo Concejo después de las renuncias de Carlos Fernando Galán (Nuevo Liberalismo), Sara Castellanos (Partido Liberal), Yefer Vega (Cambio Radial), Andrea Padilla (Alianza Verde), Andrés Forero (Centro Democrático) y Rodrigo Villalba (Partido Liberal) para aspirar al Congreso de la República.

En este sentido, se concluyó que tras un nuevo conteo de las curules se evidenció que se presentaron fallas en el registro de los certificados y formularios, por los cuales se procedió a realizar la respectiva corrección.

“(...) la Sala dispondrá a declarar la nulidad parcial del artículo 5 del Acuerdo No. 002 del 10 de diciembre de 2019, expedido por el Consejo Nacional Electoral, por medio del cual se declaró la elección de los concejales de Bogotá D.C. para el período 2020-2023, así como la nulidad parcial del formulario E-26 CON de esos mismos día, mes y año proferido por la misma entidad”, precisa uno de los apartes de la decisión.

En este sentido, se advierte que “en cuanto a la elección de la concejal María Susana Muhamad González, quien ocupa la cuarta curul en la lista con voto no preferente de la Coal, Colombia Humana, como consta (...) en la página electrónica del Consejo Nacional Electoral. En consecuencia, se cancelará la credencial de esta precisa concejal”.

Tras revisar una demanda de nulidad electoral y falsedad en documento electoral presentada por César Alfonso García Vargas, la Sección Primera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca llegó a la conclusión de que en efecto se habían presentado fallas en la nueva conformación del Concejo de Bogotá.

“El Tribunal declara la nulidad parcial del acto mediante el cual se declaró la elección de los concejales de Bogotá D.C. para el período 2020-2023, tras encontrar probada la causal de irregularidad de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 y su incidencia en la designación de las curules de dicha colectividad”, precisa la decisión judicial.

De esta forma se determinó que César Alfonso García Vargas (Cambio Radical), el demandante, entrará a ocupar la curul en el Concejo de Bogotá. El accionante señalaba que tras una exhaustiva revisión de las pruebas documentales se llegó a la conclusión de que “en 143 registros, los guarismos electorales que arrojan los formularios E-24 se modificaron sin ninguna explicación. Por consiguiente, existe una alteración al resultado de la voluntad popular, pues no se encontró ninguna observación en las actas generales del escrutinio que diera lugar a sustentar tales modificaciones, por lo que se encontró probada la irregularidad de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 claveros y E-24, las que deben ser subsanadas”.

Sin embargo, pese a la decisión judicial, Muhamad seguirá como concejal. Esto debido a que Carlos Fernando Galán había logrado su espacio en el cabildo por la Ley de Garantías después que quedara segundo en las elecciones a la Alcaldía de Bogotá.

“Al renunciar Carlos Fernando Galán hay reorganización o redistribución del Concejo, nuevamente esa curul le tocaría en teoría a Susana Muhamad; entonces, no hay cambios”, explicó Rolando González, vocero de Cambio Radical.

La colectividad ya cuenta con las cinco curules que en un principio le correspondían. Con la decisión judicial, César Alfonso García Vargas, quien ya tiene curul, tendría derecho a recibir el salario que dejó de percibir por el tiempo que estuvo fuera del Concejo.