nación

Un policía y su hijo murieron en accidente de tránsito en vías de Santander

Un viaje de vacaciones en automóvil terminó en tragedia para una familia colombiana.


El intendente Jhon Fredy Zapata y su hijo, de 17 años de edad, fueron las víctimas mortales de un accidente de tránsito que se presentó en la Ruta del Sol, exactamente en el sector de La Lizama-San Alberto, en jurisdicción de Lebrija, Santander, este sábado 20 de noviembre de 2021.

El siniestro ocurrió entre el automóvil en el que se movilizaba Zapata y un camión. Según testigos del terrible hecho, el carro se estrelló de frente, dejando como saldo dos personas fallecidas y tres heridas. Los afectados que no perdieron la vida -la esposa del policía y sus otros dos hijos- fueron trasladados a la clínica La Magdalena de Barrancabermeja para tratar las heridas que sufrieron.

Las autoridades comunicaron que Jhon Fredy Zapata se encontraba de permiso, por lo cual se movilizaba por tierra junto a su familia para tomar unas vacaciones en la Costa Atlántica.

Por las graves heridas que sufrió en el choque, Zapata fue remitido en primera medida a la clínica del municipio de Sabana de Torres, luego fue trasladado a una en Barrancabermeja, donde falleció.

Todo parece indicar que el sector de La Lizama-San Alberto presenta alta accidentalidad, ya que el pasado 10 de noviembre también se reportó otro siniestro en el que un camión cargado de madera se volcó, dejando diez personas heridas.

Según informaron medios de comunicación y funcionarios del centro hospitalario de Sabana de Torres, algunos heridos presentan graves lesiones. Uno de ellos tiene trauma craneoencefálico severo e, incluso, podría perder una de sus piernas.

Otra tragedia en las carreteras de Colombia tuvo como víctima a niño de 10 años

Un niño, de 10 años, perdió la vida luego de que un vehículo de carga pesada lo arrolló en una vía rápida del municipio Los Patios, en Norte de Santander.

El suceso ocurrió la mañana del pasado viernes 29 de octubre, según informaron funcionarios de la policía de tránsito de ese departamento a medios locales.

De acuerdo con el diario La Opinión de Cúcuta, el menor fue identificado como Eider Flórez, y se desplazaba en una bicicleta junto con otros familiares que también se movilizaban por ese medio.

En un descuido, la tractomula que transportaba gas lo atropelló, ante el asombro de los familiares del pequeño. De inmediato, intentaron auxiliarlo y lo trasladaron hasta el Hospital de Los Patios, pero el niño llegó sin signos vitales.

Al sitio hicieron presencia uniformados de la Policía, quienes custodiaron el lugar del arrollamiento. La bicicleta del niño, de color negro con naranja, quedó doblada y tendida en el pavimento.

Un testigo del suceso relató al diario La Opinión que la familia del niño vive en el barrio Llanitos, y que ellos acostumbraban a visitar al abuelo en una vereda cercana. Acotó, además, que una de las bicicletas en las que iba otro familiar se pinchó y en ese momento pasó la tractomula y se escuchó un freno en seco en la carretera.

Ante el suceso que enluta a una familia de Norte de Santander, la colectividad expresó consternación en redes sociales. El ciudadano Luis Ramón Contreras Rangel escribió: “Aaayyy Dios mío, qué tragedia para la familia del niño como para el conductor, estén seguros de que uno como conductor nunca quiere que pase una cosa de esas”.