nación

Alias Negro Ober ordenó, desde la cárcel, desmembrar a un hombre en Barranquilla

Alias Negro Ober, capturado el año pasado, era el cabecilla de la banda criminal Rastrojos Costeños.


Ricardo Martínez Gutiérrez, alias Negro Ober, cabecilla de la organización criminal de Barranquilla, Rastrojos Costeños, habría ordenado el asesinato y desmembramiento de un hombre en la capital del Atlántico.

Alias Negro Ober, quien fue capturado en octubre del año pasado, dio la orden desde la cárcel de Cómbita de Boyacá, donde permanece recluido, de quitarle la vida a Ángelo Aldair Cerra Jaimes, de 34 años de edad.

Este crimen es recordado porque sacudió a Barranquilla el 5 y 6 de junio, cuando en los barrios Los Laureles, Galán y Las Cayenas, aparecieron extremidades correspondientes, según la posterior identificación de las autoridades, al cuerpo de Cerra.

En la audiencia de imputación de cargos a Absalón Noriega Vizcaíno, alias El Barba, que hasta ahora es el único sindicado por estos hechos, el fiscal 11 especializado entregó detalles reveladores.

“La orden, que dio el Negro Ober y alias 07, fue que tenían que desmembrar el cuerpo y que si no tenían, palabras textuales de acuerdo a la evidencia, huevos para desmembrarlo, tenían que buscar a alguien que lo hiciera y fue así como buscaron a Juanchito Absalón, otro presunto integrante de esta banda criminal”, contó.

La investigación de las autoridades permitió establecer que Angelo Cerra antes de ser asesinado, en un hotel ubicado en inmediaciones al Estadio Metropolitano de Barranquilla, fue torturado. Tras acabar con la vida de este hombre, los responsables materiales del crimen lo desmembraron y esparcieron los restos por diferentes partes de la ciudad.

Negro Ober y alias 07, quien está presto en la cárcel Modelo de Bogotá, vieron todos estos vejámenes a través de videos. “Usted, Absalón, de 12:00 a 3:00 de la tarde empezaron a desmembrar por partes a Angelo Aldair Cerra. Y que usted filmó un video con su celular, video que usted envió a uno de los integrantes de la banda criminal y que fue entregado a la Fiscalía donde se aprecia la forma brutal en el que usted filmaba”, añadió el fiscal.

A alias Barbas le imputaron los delitos de homicidio agravado, hurto calificado agravado, tortura y secuestro simple, los cuales no aceptó.

Respecto a las motivaciones de alias Negro Ober para ordenar el asesinato y desmembramiento de Ángelo Aldair Cerra Jaimes, el fiscal dijo que “el móvil se debe a que, días antes, un miembro de la Policía del cuadrante le quitó un arma a uno de los ‘Rastrojos costeños’ que pernoctan en ese hotel (donde ocurrió el homicidio), arma que no fue puesta a disposición de las autoridades y al parecer hubo un acto de corrupción ahí, donde no capturaron al sujeto, pero sí le quitaron el arma. Situación que hizo que señalaran a Angelo Aldair como la persona que, presuntamente, le llevó la Policía a los ‘cachorros de Ober’”.