nación

En Barranquilla se registró un triple asesinato este lunes 4 de julio

Las autoridades de la capital del Atlántico creen que se debe a ajustes de cuentas entre delincuentes.


En la madrugada de este lunes 4 de julio, se presentó un triple asesinato con arma de fuego en Barranquilla. Las tres personas que murieron se movilizaban sobre las 4:00 a. m. en un carro particular por el puente de la Cordialidad con avenida circunvalar en la capital del Atlántico.

Según lo informado por las autoridades, el carro fue interceptado y detenido por un taxi, del cual se bajaron los asesinos y dispararon contra las tres personas que se encontraban dentro del automóvil y que murieron inmediatamente en el lugar.

Aunque no se conoce aún el motivo de los asesinatos, las autoridades creen que se debe a un ajuste de cuentas entre bandas de delincuentes de la ciudad de Barranquilla, ya que las tres víctimas cuentan con antecedentes judiciales. Sin embargo, se sigue investigando para aclarar completamente lo sucedido.

Según lo informado, las víctimas tenían antecedentes por homicidio, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, lesiones personales, concierto para delinquir, entre otras anotaciones que hacen inferir a la policía que las tres personas pertenecían a una organización delincuencial.

En el carro en el que se transportaban las víctimas, había dos personas más, que iban ubicadas en la parte de adelante y que resultaron completamente ilesas después de los disparos. Los tres fallecidos fueron identificados como Samuel David Méndez, Gregoria Gustavo Lemus y Jesús Chamie.

Continúa la captura de delincuentes en Barranquilla

La Policía Metropolitana de Barranquilla, en desarrollo de las actividades contra el delito, capturó a un hombre apodado como alias El Boa, quien sería uno de los principales dinamizadores del homicidio en la ciudad, de acuerdo a las investigaciones policiales, y quien según información confidencial estaría al mando de la banda delincuencial Los Costeños, liderado por alias Castor.

Alias El Boa fue identificado en el momento de captura como Jorge Enrique Galera Viloria.

El operativo que terminó con su aprensión se dio en flagrancia cuando se movilizaba en un vehículo por la calle 83C con carrera 28, en la localidad del suroccidente de Barranquilla.

Según un informe de la Policía Metropolitana de Barranquilla, unidades de la Seccional de Investigación Judicial lo interceptaron y al hacerle un registro le hallaron un arma de fuego ilegal.

En el mismo informe, la institución precisa que este sujeto, quien rindió cuentas a alias La Hormiga y tras la captura de este, se habría intentado independizar de Los Costeños, al parecer convirtiéndose en objetivo del grupo delincuencial.

Junto a alias El Boa fue capturado otro hombre identificado como Marlon Enrique Iglesias de la Rosa, quien conducía el vehículo tipo taxi. Ambos fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación para su respectiva judicialización.

La policía también reportó la captura de siete personas mediante orden judicial, desarticulando el grupo delincuencial común organizado Los Ratones, el cual se dedicaba al hurto en la localidad Metropolitana, de Barranquilla.

Miembros de la Unidad Básica de Investigación Judicial de la Unidad de Intervención Policial (Unipol) desarrollaron una investigación basada en seis denuncias de personas que afirmaron haber sido víctimas de hurto.

Durante el desarrollo de la indagación se pudieron recopilar elementos materiales probatorios que permitieron que la Fiscalía Novena Especializada Estructura de Apoyo solicitara órdenes de captura contra de los sujetos, entre ellos alias Pepe, quien sería el presunto cabecilla de la banda.

Una investigación llevó a establecer que, al parecer, cometían hurtos en la modalidad de atraco, iniciando con que algunos miembros del grupo ubicaban a sus víctimas en las afueras de colegios o centros religiosos.

Posteriormente, las marcaban entregándoles las características a sus cómplices, luego, varios de los miembros del grupo delictivo interceptaban a la víctima y mediante intimidación con armas de fuego o cortopunzantes las despojaban de sus pertenencias.