Varias fueron las emergencias ocasionadas por los arroyos en Barranquilla. Imagen corresponde a otro caso registrado en la ciudad. - Foto: EFE/El Heraldo

nación

Video: impactante momento en que una mujer fue rescatada de un arroyo en Barranquilla

La mujer fue arrastrada dentro de su vehículo, por varias cuadras, tras quedar en un arroyo en el norte de Barranquilla.

El caudaloso arroyo que atraviesa por la carrera 50 con calle 85 en el norte de Barranquilla volvió a hacer de las suyas y pese a las numerosas emergencias que se registraron en medio del fuerte aguacero de este martes 20 de septiembre en la capital del Atlántico, el video de un carro que fue rescatado con una mujer adentro y la posterior explicación de las víctimas ha sido viral en las redes sociales.

En el primer video se observa el momento en el que el vehículo es arrastrado en reversa por la corriente varias cuadras después, de donde estaba parqueado cuando fue sobrecogido por el arroyo de manera repentina.

Posteriormente, se observa cómo un grupo de al menos siete hombres se lanzan, sin miedo a la corriente para intentar salvar a la mujer dentro del vehículo; detienen el carro y lo empujan hasta la terraza de una vivienda del sector.

Las imágenes fueron publicadas por el esposo de la mujer, quien resultó siendo un conocido locutor radial de la ciudad de Barranquilla y quien agradeció a los socorristas improvisados por salvar la vida de su esposa, además contó lo sucedido en el momento de los hechos.

“Hoy le quiero dar gracias a Dios por la vida de mi esposa. Estaba esperando que cambiara a luz verde el semáforo de la carrera 50 con calle 85, apenas estaba serenando, cuando de pronto a todos los conductores que estaban en la fila los sorprendió el tremendo arroyo de la 85 el cual se llevó varios carros, pero el de ella se fue en rever por el callejón que sale a la carrera 51 donde Dios metió su mano y la salvó gracias a que inexplicablemente al golpear contra el bordillo de la casa donde están los soldados se vino a la cuadra de enfrente”, relató el hombre.

En otro video realizado tiempo después de la fuerte lluvia y una vez la mujer se encontraba a salvo, el hombre volvió al sitio y recorrió el tramo de lo sucedido, mostrando como pudo terminar en tragedia el accidente, pues los caminos conducen a un ducto, al parecer, subterráneo.

“Aquí debería haber unas barandas, por ahí cabe un carro por esos huecos y normalmente todo lo que se lleva el arroyo va para allá, afortunadamente a mi esposa ahí la ayudaron a salir”, dijo el hombre, cuando en el fondo escucha también a la mujer contando como el agua la arrastró varias cuadras.

En la publicación el locutor aprovechó para hacer un llamado a las autoridades distritales y departamentales sobre la peligrosidad de ese caudal y de otros afluentes, que no tiene un sistema de protección cuando las aguas lluvias terminan en las captaciones.

“Hagamos una campaña para que coloquen unos tubos o barandas en ese lugar como en la vía 40 o en Villa Carolina para que los conductores o las personas que se lleve el arroyo de la 85 tengan la oportunidad de vivir. Hoy mi esposa se salvó de milagro, pero mientras se canaliza este y otros arroyos que hacen falta por favor @jaimepumarejoheins @elsanoguera evitemos tener que buscar a la gente sin vida en el río Magdalena por favor, pidió el hombre en su escrito.

Como estas fueron muchas otras las emergencias registradas cerca al mismo sector y en días pasados en Barranquilla también un vehículo de transporte escolar fue arrastrado por la corriente de un arroyo con 13 niños en su interior.

Como de milagro varios residentes del sector lograron intervenir antes de que hiciera presencia en el sitio el cuerpo de Bomberos y pudieron a salvo a varios menores.

“El vehículo cruzaba la calle 41, a la altura del barrio San Nicolás con la carrera 3, milagrosamente, la rama de un árbol y fallas en el vehículo impidieron que este fuera arrastrado más adelante, y con ayuda de la comunidad comenzó un operativo de rescate improvisado para los menores y dos adultos”, dijeron las autoridades en ese momento.