nación

Adolescente que asesinó a su padre en Santander fue enviado a centro de internamiento

El agresor, tras discutir con su progenitor, esperó que se durmiera para atacarlo con un arma blanca.


Como presunto responsable del delito de homicidio agravado fue acusado un adolescente, de 15 años, quien en medio de un ataque de ira le causó la muerte a su padre en el departamento de Santander.

Este joven, ante la contundencia de las pruebas presentadas en su contra, en las últimas horas fue asegurado con medida privativa de la libertad y enviado a un centro de internamiento preventivo por decisión de un juez de con función de Control de Garantías del municipio de San Gil.

“Los hechos ocurrieron el pasado 17 de julio en horas de la noche, en zona rural del municipio de Guacamayo (Santander), donde en medio de una discusión el menor habría herido a su padre con un arma blanca, causándole la muerte”, explicó Oliden Riaño, director de la Fiscalía en Santander.

Un día después del crimen, el adolescente fue llevado a la Comisaría de Familia del municipio por su progenitora para que respondiera por lo ocurrido, indicó el coronel Franklin Cruz, comandante de la Policía de Santander.

Este aterrador hecho se registró al interior de una finca ubicada en el corregimiento Santa Rita del Opón. Allí, según las autoridades, aquel domingo el joven sostuvo una fuerte discusión con Segundo Quiroga, su padre, que inicialmente no pasó a mayores.

Sin embargo, horas después cuando la familia pensó que ya todo había pasado, el adolescente habría aprovechado que su progenitor estaba durmiendo para atacarlo. Quiroga era un reconocido ganadero de Guacamayo y padre de ocho hijos, incluido el hoy agresor.

Según el reporte de la Policía, el adolescente tomó un cuchillo y clo lavó en en el pecho de Segundo Quiroga, muy cerca al corazón. La herida fue tan profunda que el hombre solo resistió unos minutos y posteriormente se desplomó. Pese a que los vecinos del sector fueron alertados por lo sucedido y trasladaron al ganadero a un centro asistencial, este no alcanzó a llegar con vida.

“Es un caso que estamos investigando, existen versiones sobre que el homicidio ocurrió por el hurto de un dinero, lo cual deberá resolver la justicia”, afirmó el coronel Cruz.

Cabe recordar que este es el segundo parricidio que se presenta en el departamento de Santander en lo corrido de este año. El primero ocurrió en zona rural del municipio de Los Santos, el pasado 16 de mayo.

El estremecedor suceso fue descubierto luego de que residentes de la vereda Regadero Alto ubicada a 40 minutos del casco urbano, llamaron a la línea de emergencias de la Policía tras escuchar gritos de auxilio y golpes que provenía de una vivienda del sector.

Cuando llegaron los uniformados al lugar de los hechos ya era tarde, pues Belarmino Gómez, el hombre de 61 que estaba siendo agredido con arma blanca, ya estaba muerto.

En el inmueble también fue encontrado Camilo Andrés Gómez, un joven 19 años e hijo de la víctima, quien fue detenido por las autoridades, señalado de ser el principal sospechoso del crimen.

“La Sijín hace presencia y logra capturar al presunto homicida del señor. Es de aclarar que es su propio hijo, de acuerdo con la investigación preliminar”, informó el general Samuel Bernal, comandante de la Policía de Bucaramanga.

Asimismo, la Policía detalló que el presunto agresor, al parecer, padece de trastornos mentales y habría intentado prender fuego a la vivienda tras cometer el crimen, por lo cual fue sometido a valoración.