nación

Delincuentes estarían escopolaminando mujeres para robar sus cuentas bancarias en Santander

Las autoridades iniciaron una campaña de prevención.


Hay alerta entre las autoridades de Bucaramanga y Lebrija, Santander, luego de las denuncias hechas por dos mujeres que aseguraron haber sido víctimas del uso de la escopolamina cuando usaban el servicio de transporte público intermunicipal.

Las mujeres, oriundas del municipio de Lebrija, habrían sido atacadas los primeros días de esta semana, según dio a conocer la empresa Translebrija en un comunicado.

“En el primer caso, la víctima subió desorientada a uno de nuestros vehículos en Lebrija. Cuando llegó a Bucaramanga, los delincuentes la despojaron de su celular, le hurtaron la tarjeta y le vaciaron su cuenta bancaria”, explica la transportadora.

El otro hecho se registró en condiciones similares, por lo cual Translebrija -en compañía de la Policía Metropolitana de Bucaramanga- informó que se iniciarán campañas de prevención con el propósito que estos hechos no continúen ocurriendo y afecten la integridad de las mujeres.

Uniformados de la Policía estarán al interior de los vehículos ejecutando las campañas para que los usuarios se sientan tranquilos y estén alertas ante este tipo de hechos”, agregó Translebrija.

Hasta el momento se desconoce si las víctimas interpusieron la denuncia ante las autoridades judiciales. Por su parte, la Policía de Bucaramanga dijo a SEMANA que el hecho está siendo investigado.

La recomendación es a estar prevenidos, no dar confianza a extraños ni recibir nada de ellos, para evitar estos hechos. La invitación es a denunciar las situaciones extrañas”, dijo la Mebuc.

Así actúa la escopolamina en el cuerpo

Esta sustancia es extraída de forma natural, ya que varias especies vegetales la contienen. De acuerdo con información recopilada por Intramed, la escopolamina es capaz de controlar a una persona y transformarla en una víctima.

Una de las razones por las que los delincuentes suelen dar uso a esta droga se da debido a la rapidez con la que actúa. La escopolamina se puede ingerir por vía oral, respiratoria o cutánea, atravesar la barrera protectora -barrera hematoencefálica- entre los vasos sanguíneos del cerebro y los tejidos, explica.

En efecto, la capacidad que tiene la hioscina, como también se le llama, es la de entrometerse en el cerebro y controlar el sistema centralperiférico

Cuando una persona absorbe escopolamina, entra en un estado de pasividad completa con actitud de “automatismo”, es decir, falta de intervención de la voluntad y movimiento. En consecuencia, la persona “recibe y ejecuta órdenes sin oposición, desapareciendo los actos inteligentes de la voluntad, lo que se denomina “sumisión química” y presenta amnesia anterógrada”, según explica Intramed

De igual manera, esta sustancia afecta al control de la respiración, la digestión y la producción de saliva. Sin dejar de mencionar los movimientos voluntarios, acto que hace que una persona no pueda defenderse en caso de estar en peligro.

Conjuntamente, impacta en la mente y afecta a la capacidad de recordar algo o incluso pensar en un detalle por más mínimo que sea. Varios portales médicos precisan que esta droga influye en los reflejos cerebrales, produce somnolencia y controla la actividad cardiaca.

Al presentarse un caso de drogadicción por escopolamina, los signos varían. En algunas personas, puede causar desorientación, excitación psicomotriz, alucinaciones, delirio y agresividad. Por otro lado, si la dosis suministrada es muy elevada podría provocar convulsiones, depresión severa y, en el peor de los casos, coma o muerte.

En caso de ser víctima de la escopolamina debe dirigirse de inmediato a un centro médico, no ingerir ningún tipo de fármaco y recibir ventilación.