nación

Dos heridos dejó ataque a bala en una cancha de Bucaramanga

Las autoridades están tras la pista de los agresores que, al parecer, no tienen relación alguna con las víctimas.


En gritos de auxilio y desespero se transformó el compartir de un grupo de personas luego de que dos hombres resultaran heridos en medio de un ataque de sicarios, registrado en el sector norte de Bucaramanga, Santander. Uno de los afectados se encuentra en delicado estado de salud.

El trágico hecho ocurrió en la cancha del barrio María Paz, donde departían Diego Armando Tarazona Gómez y Luis José Landinez Gutiérrez junto con otras personas. Allí, hacia las 9:40 p. m. del domingo, aparecieron dos sujetos a bordo de una motocicleta y, al parecer sin motivo alguno, dispararon de manera indiscriminada contra estas personas.

Según testigos, el parrillero desenfundó un arma de fuego y en repetidas oportunidades apretó el gatillo, las balas impactaron en el abdomen de Diego y el pecho de Luis José. Luego los motorizados escaparon a toda velocidad con rumbo desconocido.

“Un tipo, sin deberle nada, le disparó. Él está grave en la clínica, en cuidados intensivos, luchando por su vida. Pido que oren por él para que se recupere y vuelva a estar con su hijo y familia”, dijo un familiar de Luis José.

En medio del caos y sin entender el por qué de aquella situación tan violenta, los dos hombres, que se ganan la vida como conductores, fueron trasladados a centros asistencias de la Ciudad Bonita. Diego Tarazona fue llevado a la Clínica Comuneros, donde se encuentra estable, mientras que Luis Landinez, a la Clínica Bucaramanga y permanece bajo pronóstico reservado.

Ante la gravedad de la lesión, Luis José requiere de transfusiones de sangre. Su familia, mediante redes sociales, ha iniciado una campaña para que la ciudadanía les colabore y así poder salvarlo.

Necesitamos donantes O-, las personas se pueden acercar a cualquiera Higuera Escalante y donar a nombre de Luis José Landinez Gutiérrez, esto es de vida o muerte”, agregó el familiar.

De acuerdo con los familiares, ni Diego ni Luis José tenía tenían amenazas en su contra, aseguran no conocer a los sicarios y tampoco saben para quién iba dirigido el ataque. “No sabemos quiénes son, algunos dicen que son extranjeros”.

Entre tanto, las autoridades de Bucaramanga iniciaron las labores investigativas y análisis de cámaras de seguridad del sector para establecer la identidad y ubicación de estos criminales, quienes dejaron a un hombre con la vida pendiendo de un hilo.

En la capital santandereana se ha vuelto común que los delincuentes usen motocicletas para cometer fechorías en diferentes sectores. Durante este fin de semana, también se registró el hurto de 30 millones de pesos.

La situación se presentó en la calle 24 con carrera 23, donde se encontraba una mujer luego de hacer un negocio. Sin embargo, el dinero que recibió por este solo pudo tenerlo por unos cuantos minutos, pues ‘amigos de lo ajeno’ se lo robaron.

“Momentos antes había realizado una venta de un negocio y le dan una suma considerable de dinero. Al llegar a su casa la abordan, le hurtan el bolso en donde llevaba el dinero”, informó el coronel Óscar Jaramillo, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Testigos aseguran que la dama estaba frente a su vivienda y de un momento a otro aparecieron los delincuentes, se acercaron lo suficiente para no fallar. El parrillero estiró uno de sus brazos y rapó el bolso que la víctima sostenía, el movimiento fue tan rápido y corto que ella no tuvo tiempo de reaccionar.