nación

El gremio de la gastronomía atraviesa crisis en la contratación de personal en Bucaramanga

El 35 % de los empleados que trabajaban en este sector han salido del país buscando mejores oportunidades.


Aunque hay una evidente recuperación en las ventas del sector gastronómico, este todavía enfrenta las dificultades propias de una economía colapsada debido a la pandemia del coronavirus. De acuerdo con la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres), en Santander, y en general a nivel nacional, hay dificultad para contratar personas que trabajen en los restaurantes.

“El gremio gastronómico ha venido viviendo unos sucesos que nos ha generado varias dificultades, que parten desde la pandemia. Pero, después en la recuperación económica tuvimos que afrontar el paro y desde ahí comenzamos a vivir una inflación en los productos, que se ha reflejado no en subirle el precio a los consumidores finales, sino que se ha visto reflejado en la baja de rentabilidad para el gremio gastronómico”, dijo Diana Tabares, presidenta de Acodres en Santander, en conversación con SEMANA.

Adicional a esto, en los últimos meses, los empresarios han reportado dificultades para conseguir personal que ocupe diferentes cargos como administradores de restaurantes, meseros o cocineros, debido a que las dinámicas laborales han cambiado.

“El hecho que se haya fortalecido el teletrabajo, desde la pandemia, ha permitido que muchos cargos se puedan trabajar sin presencialidad. Pero, este factor, nosotros desde el sector gastronómico no lo podemos usar, entonces este tipo de comodidades no es algo que podamos ofrecer dentro de las ofertas laborales”, agregó Tabares.

Pese a que el sector gastronómico ofrece diversidad en sus ofertas laborales e incluso contrata sin experiencia, ha sido complicado contratar personal, toda vez que el trabajador no estaría comprometido con sus labores, según denuncian, en cualquier momento las abandona.

También somos conscientes y realistas que hoy el salario no permite tener suficiente poder adquisitivo en toda la canasta familiar y, por ello, por un salario mínimo, la gente no quiere trabajar”, señaló la presidenta de Acodres.

Otra posible causa de esta crisis obedece a que muchas personas han optado por salir del país buscando mejores ofertas labores, ya que este tipo de oficios en países como España, Estados Unidos y México son mejor remunerados. “Del 100 % de los retiros hemos calculado que un 35 % tienen como causal que se van del país”.

La crítica del gremio gastronómico al proyecto de reforma tributaria del gobierno Petro

Acodrés manifestó este martes, 9 de agosto, críticas al proyecto de reforma tributaria, que fue radicado esta semana en el Congreso de la República por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.

La agremiación cuestionó la inclusión del impuesto a alimentos ultraprocesados, entre los que se encuentran los embutidos, las bebidas azucaradas, los helados.

Para Acodrés, la reforma “afecta a miles de familias en Colombia que derivan su sustento de preparaciones como la salchipapa, que es la más vendida en el país en estratos populares”.

“Sin duda, el propósito de atención a la problemática de hambre y desigualdad nos debe convocar a todos los colombianos. La preparación de alimentos y bebidas es una de las opciones de subsistencia a la que más apelan las familias colombianas, siendo la salchipapa, por ejemplo, base de la economía popular. A su lado, se destacan helados, obleas y platos basados en azúcar y ultracongelados, por ser accesibles y de fácil y rápida preparación”, indicó la agremiación en un comunicado.

Acodrés señala que, aunque los clientes han regresado a los establecimientos comerciales tras la pandemia, la “inflación constante de precios de alimentos, servicios y arriendos” impide su recuperación.