nación

Niña presuntamente víctima de ‘bullying’ se lanzó desde el tercer piso de su colegio en Santander

La estudiante recibe atención médica en un hospital de Bucaramanga.


Las autoridades en el departamento de Santander están investigando las causas que provocaron la caída de una pequeña de 12 años desde un tercer piso, al interior de una institución educativa. La niña, quien afortunadamente se salvó, ahora se encuentra en recuperación.

El hecho ocurrió la tarde del pasado viernes. Mientras miles de niños culminaban felices sus jornadas escolares e iniciaban las vacaciones de mitad de año, una estudiante de séptimo grado del Colegio Oficial Avelina Moreno, en el municipio de El Socorro, se lanzó desde el tercer piso de este plantel.

De inmediato, quienes se percataron de la situación corrieron a auxiliarla; la niña quedó gravemente herida. Minutos después, personal de la Defensa Civil acudió al lugar y la trasladó en ambulancia hasta el Hospital Regional Manuela Beltrán de esta localidad.

El reporte preliminar de los médicos indica que la niña sufrió un trauma abdominal cerrado con sospecha de fractura de una vértebra torácica. Debido a la gravedad de las lesiones tuvo que ser remitida al Hospital Universitario de Santander (HUS), en la ciudad de Bucaramanga, donde a esta hora recibe atención y se encuentra estable.

Aunque, hasta el momento, las directivas de la institución educativa no han dado declaraciones sobre lo ocurrido, pues dejaron todo en manos de las autoridades. Se conoció que la niña durante los dos últimos meses habría sido víctima de constante bullying de sus compañeros.

De acuerdo con familiares de la estudiante, ella habría tomado la decisión de tirarse al vacío debido al maltrato escolar que recibía por su peso. La situación en repetidas oportunidades, según denuncian, había sido puesta en conocimiento de las directivas del colegio, pero estos no le habrían prestado la atención necesaria.

“Hacemos un llamado a la reflexión a las diferentes instituciones educativas, en especial a las psico-orientadoras tener prioridad con los casos de matoneo y bullying, porque de nada vale que nosotros los padres de familia nos acerquemos a la institución educativa a poner en conocimiento, en contexto, y en reiteradas ocasiones la situación y no hagan nada”, sostienen los familiares de la menor.

Asimismo, aseguraron que la niña se encuentra estable y recibiendo el tratamiento necesario para recuperarse. “Agradecemos a las autoridades competentes que nos brindaron su apoyo, a la Defensa Civil, al personal médico del Hospital Manuela Beltrán que proporcionaron la atención de manera inmediata y a la Policía de Infancia y Adolescencia, quienes estuvieron muy pendientes de la evolución de nuestra hija”.

Entre tanto, las autoridades de Santander se encuentran realizando la respectiva investigación para esclarecer este lamentable situación.

Cabe recordar que hace tanto solo 15 días, un niño de once años tuvo que ser retirado por sus familiares del colegio Bicentenario de la Independencia en Bucaramanga, debido a las constantes agresiones que recibía, al parecer, por parte de sus compañeros.

Según lo contado por Amparo Gómez, abuela del menor, las directivas del colegio se negaban a aceptar el retiro del estudiante, pues sostenían que las lesiones que sufrió en los diferentes episodios de bullying no las había recibido en el colegio.

“Tocó ir con una doctora de Personería y psicóloga de la Alcaldía. El rector decía que eso no había sido en el colegio y resulta que sí, nosotros tenemos los vídeos en los que se ve cuando lo golpean en la cancha”, dijo la familiar del menor.