Tendencias
Manos de un paciente contagiado con la viruela del mono
Otros 10 casos se encuentran en estudio. - Foto: Getty Images/iStockphoto

santander

Viruela del mono: Santander registra ya 18 casos de la enfermedad

De los nuevos contagiados tres son procedentes de Bucaramanga.

En las últimas horas, las autoridades de salud del departamento de Santander dieron a conocer que los casos reportados con la viruela del mono ascendieron en la última semana; motivo por el cual se hicieron algunas recomendaciones y se tomarán medidas de precaución.

La Secretaría de Salud de Santander confirmó que cinco hombres dieron positivo para esta enfermedad, por lo que este territorio completa 18 casos reportados. De los nuevos contagiados tres son procedentes de Bucaramanga, uno de Piedecuesta y uno más de Floridablanca.

Por su parte, el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, mencionó que este dato corresponde a corte de lunes 19 de septiembre, donde siguen en observación otras 10 personas más; sin embargo, 21 de ellos ya se han descartado para un total de 49 casos notificados.

“Reiteramos el llamado que siempre hemos hecho de aplicar las medidas de autocuidado y así proteger la salud de nuestros amigos y familiares”, puntualizó el funcionario.

Estas personas prestaron la sintomatología de la viruela símica, asociada a brote en la piel, fiebre y malestar general, según informó el gobernador del departamento, Mauricio Aguilar Hurtado.

Cabe mencionar que estos nuevos contagios fueron estudiados y analizados en el Laboratorio Departamental de Salud Pública (LDSP), uno de los 13 laboratorios aprobados por el Ministerio de Salud para procesar muestras de viruela símica.

“Este espacio se convierte en el laboratorio número 11, donde se van a hacer los diagnósticos moleculares frente a lo que es la viruela símica. Pasamos de 72 horas de esperar el resultado a tan solo 24″, agregó el gobernador de Santander.

Cabe recordar que en Santander el primer paciente diagnosticado con esta enfermedad fue confirmado el pasado 4 de agosto. Este caso corresponde a un hombre de 35 años que recientemente estuvo en Bogotá.

“El departamento tiene una capacidad de análisis de 25 pruebas diarias que esperamos ir aumentando a medida que se vayan presentando estos posibles casos”, sostuvo Aguilar Hurtado.

Inician ensayos clínicos de la vacuna

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos anunciaron el pasado 8 de septiembre que llevarán a cabo ensayos clínicos para probar diferentes estrategias de dosificación de la vacuna contra la viruela del mono Jynneos, en medio de discusiones sobre su eficacia.

El ensayo abarcará a 200 adultos de 18 a 50 años en todo el país y está patrocinado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés).

La vacuna Jynneos, fabricada por Bavarian Nordic, con sede en Dinamarca, fue aprobada en Estados Unidos para la prevención de la viruela y la viruela del mono en personas mayores de 18 años.

Pero aunque se alienta a que el grupo de mayor riesgo, hombres que tienen sexo con hombres, se vacune, no hay certezas sobre la efectividad de este inmunizante.

El nuevo ensayo no está diseñado para producir una estimación de la eficacia, sino para medir la respuesta inmunitaria de diferentes niveles de dosificación y métodos de administración.

“La prueba de Jynneos del NIAID proporcionará información importante sobre la inmunogenicidad, la seguridad y la tolerabilidad de los enfoques de dosificación alternativos que ampliarían el suministro actual de vacunas”, dijo el director del NIAID, Anthony Fauci, en un comunicado.

La vacuna se basa en un virus atenuado que se modifica para que no pueda replicarse y se administra en dos dosis con 28 días de diferencia.

Un primer grupo de voluntarios será inyectado por vía subcutánea y un segundo recibirá inyecciones por vía intradérmica, es decir, entre las capas de la piel.

Esta última estrategia está destinada a ampliar la disponibilidad de vacunas porque utiliza una quinta parte de la dosis estándar.

Un tercer grupo también recibirá inyecciones por vía intradérmica, pero a la mitad del nivel de dosificación del segundo grupo.

Los científicos evaluarán las respuestas inmunitarias máximas y compararán los efectos secundarios entre los integrantes de los distintos grupos.