Home

Cali

Artículo

Buena noticia: Invías volvió a habilitar el paso entre La Unión y Roldanillo, Valle.
La primera fase consistió en el suministro e instalación del puente metálico semipermanente sobre el eje de la vía. - Foto: Cortesía: Invías

nación

Buena noticia: Invías volvió a habilitar el paso entre La Unión y Roldanillo, Valle

Con ello se restableció el tránsito en el corredor Ansermanuevo-Mediacanoa, en el cual podrán movilizarse vehículos de hasta 52 toneladas.

El Instituto Nacional de Vías (Invías) entregó soluciones viales en dos puntos estratégicos del Valle del Cauca, donde se registraron en los últimos meses emergencias a causa de la ola invernal.

La entidad conformó parte de la banca en el kilómetro 59 de la vía Dagua-Loboguerrero, para habilitar el paso provisional alterno a vehículos hasta de siete toneladas. También restableció la movilidad en el corredor Ansermanuevo-Medicanoa, a través de la instalación del puente metálico semipermanente en el kilómetro 88, entre los municipios de La Unión y Roldanillo.

En recorrido, el director general (e) del Invías, Guillermo Toro Acuña, dijo: “Hicimos un recorrido por dos puntos críticos golpeados por la ola invernal en el Valle del Cauca, dimos soluciones efectivas y seguras para mejorar la movilidad en esta región del país. Este es el trabajo que está articulado para y por la gente y seguirá avanzando en pro de la conectividad de todos los colombianos”, expresó.

En la emergencia por pérdida de banca presentada en el kilómetro 59 en la vía Cali-Loboguerrero, el Instituto indicó que se realizó una inversión de 16.000 millones de pesos para restablecer la movilidad en dos fases.

“En la primera se instalaron cerca de 50 micropilotes que permitieron la estabilización de la zona para dar paso a un solo carril entre las 6:00 a. m. y las 6:00 p. m., en los próximos días se extenderá hasta las 9:00 p.m. Con esta solución, los conductores están ahorrándose más de 1 hora de recorrido. En una segunda fase se proyecta terminar los trabajos de reconstrucción del carril derecho de la vía en los próximos 30 días”, mencionó el Invías.

Por otro lado, el pasado 18 de noviembre, se reportó en el norte del departamento una emergencia, donde el puente que comunica al municipio de Roldanillo con La Unión se fue abajo partiéndose en dos.

Las lluvias siguen causando estragos, puente que une a Roldanillo con La Unión, Valle, se partió en dos.
Los habitantes de la zona piden la presencia de las autoridades. - Foto: Cortesía Autor Anónimo

El colapso se produjo debido a que las fuertes lluvias afectaron las paredes de tierra bajo el puente, así como antigüedad; se presentó justamente en la quebrada de La Unión.

Ante esta eventualidad, el equipo operativo y técnico del Invías y el programa Vías del Samán destinaron cerca de 1.700 millones de pesos para instalar el puente semipermanente de una longitud de 28 metros aproximadamente, que permitió restablecer la movilidad del corredor vial Ansermanuevo-Mediacanoa con un plan de manejo de tráfico, con paso alterno y en presencia de controladores viales las 24 horas.

“En el puente metálico se permitirá el paso de vehículos de hasta 52 toneladas, beneficiando el tránsito de carga que se moviliza por la vía, un corredor estratégico que comunica la zona franca de La Virginia, en Risaralda, con el corredor Buga-Loboguerrero que conduce hacia Buenaventura, el principal puerto sobre el Pacífico colombiano y que permite garantizar la competitividad y fortalecer la economía del país”, sostuvo el Invías.

Según el Instituto, la primera fase consistió en el suministro e instalación del puente metálico semipermanente sobre el eje de la vía; en la segunda se realizarán los estudios y diseños y, posteriormente, la construcción del puente definitivo. Esta obra mejora el tránsito seguro de más de 118.000 ciudadanos que se movilizan por los municipios de Ansermanuevo, Toro, La Unión, Bolívar, Riofrío y Yotoco, en el Valle del Cauca.

Cabe recordar que el colapso del puente se produjo después de una tormenta eléctrica registrada en el departamento. Incluso, los vientos destruyeron la infraestructura de dos instituciones educativas del corregimiento de Rozo del municipio de Palmira.

“Dos instituciones fueron afectadas en su infraestructura de techos, dejando los colegios fuera de servicio, varios árboles cayeron en la institución, también tenemos la afectación de viviendas que se le volaron los techos”, confirmó el director de Gestión del Riesgo de Palmira, Andrés Fernando Osorio.