nación

Con una orden de allanamiento falsa, roban una vivienda al sur de Cali

Los criminales arribaron hasta la vivienda vestidos con prendas de la Policía y el CTI de la Fiscalía.


Delincuentes vestidos con prendas de la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía General de la Nación robaron una vivienda al sur de Cali simulando un allanamiento. A bordo de varios vehículos, aproximadamente diez hombres llegaron hasta una residencia y entraron por la fuerza alegando tener una orden para entrar.

La víctima del hurto es una mujer, quien contó que el miércoles 18 de mayo, en la madrugada, cuando estaba junto a su novio, los delincuentes ingresaron a su casa. Relata que a la 1:30 a.m. su pareja escuchó un forcejeo al candado de la reja de una puerta del primer piso de la vivienda. El ruido la despertó y, al mirar por una ventana que da hacia la calle, pudo ver al grupo de falsos policías.

Estos criminales, los cuales, dice la mujer, estaban armados, aseguraron tener una orden de captura y allanamiento para ingresar a la casa. Cuenta que como no pudieron dañar el candado, forzaron la reja hasta poder ingresar al predio.

“Yo le gritaba a mis vecinos desde la ventana de mi cuarto que por favor llamaran a la Policía porque esos no se parecían a los policías. Al guarda de la unidad residencial de enfrente de mi casa le dije que activara la alarma”, recordó en diálogo con Q’hubo.

Afirma que, pese a insistirles, estos sujetos no le mostraron un documento que certificara la orden de allanamiento que decían tener. “Le volvimos a decir que mostraran la orden y solo dijeron que estaban buscando a un tumaqueño, a alias El Negro”, sostuvo.

La mujer sostuvo a dicho medio de comunicación que “después comenzaron a forcejear la reja de la ventana de mi casa y como esa reja es tan delgada, la abrieron fácilmente. Mi novio y yo decidimos salir para que los vecinos nos vieran. En ese momento le apuntaron a mi pareja y le dijeron que se tirara al piso. Teníamos miedo de que nos hicieran algo”.

Finalmente, los sujetos pudieron ingresar a la vivienda. Estando adentro “abrieron las habitaciones, lo tiraron todo al piso como si estuvieran buscando algo y cuando vieron que, efectivamente, no había gran cosa, se fueron. Dijeron algo como operación cancelada y que el sujeto no era. En el hurto se llevaron mis ahorros, aproximadamente 10 millones de pesos y se retiraron del lugar en una camioneta y un automóvil, tengo las placas”.

Sostiene que agentes de la Policía arribaron hasta el sitio del robo y la instaron a realizar la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación. “La Policía que vino después no hizo la anotación del caso”, dijo a Q’hubo. Y concluyó: “Uno no puede estar seguro ni en nuestra propia casa. En la calle nos roban y en la casa se entran también a amenazar”.