Home

Cali

Artículo

La banda 9 de Enero era todo un clan familiar que usaba menores de edad.
La banda 9 de Enero era todo un clan familiar que usaba menores de edad. - Foto: Policía Metropolitana de Cali

nación

Cuatro familias de Cali se aliaron para controlar una red de tráfico de drogas y asesinatos en la que usaban menores de edad

Este clan familiar era conocido como 9 de Enero. Tenían azotado el oriente de la ciudad.

Como si de la mafia italiana se tratara, cuatro familias en Cali se aliaron para controlar el tráfico de estupefacientes y cometer varios homicidios.

Este conglomerado criminal conocido como 9 de Enero no tenía ningún tipo de escrúpulos, pues les daba igual vincular a sus actividades a menores de edad.

La investigación de las autoridades señala que la inmersión era total: abuelas, madres, hijos, nietos y parejas sentimentales participaban de la comercialización de las sustancias y la ejecución de asesinatos.

La alianza de las familias permitía distribuir semanalmente al menos seis mil dosis de droga. Los estupefacientes eran distribuidos por los menores de edad en parques, colegios y espacios deportivos.

Su centro de operaciones estaba en la comuna 14, oriente de la ciudad, donde cobraban una cuota de 200.000 a quienes se dedicaban a vender estupefacientes. De negase a cancelar la suma exigida, les hacían atentados para acabar con sus vidas.

Aunado a esto se les atribuyen seis homicidios perpetrados entre 2021 y 2022, de los cuales fueron esclarecidos dos por la Fiscalía General de la Nación. Los crímenes estarían relacionados al control de las líneas de trafico de estupefacientes.

Les pesquisas permiten indicar que algunos integrantes de la banda 9 de Enero tenían pensado asesinar a cuatro miembros de una misma familias para adquirir mayor dominio dentro del grupo delictivo.

“Con agentes encubiertos llegamos al núcleo de este grupo delincuencial denominado 9 de Enero. Fueron seis meses de investigación con 20 diligencias de allanamiento realizadas en las comunas 14, 15 y 21 que dejaron 19 capturas por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado, porte ilegal de armas, tráfico de estupefacientes e instrumentalización de menores. Era todo un clan familiar”, dijo el coronel José Daniel Gualdrón, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Los delincuentes capturados suman 50 anotaciones judiciales por diversos cargos. Alias Minimi y Peña, quienes serían los lideres de este conglomerado familiar criminal, figuran entre los capturados. Los operativos realizados para desmantelar la banda dejaron también como saldo la incautación de un arma de fuego tipo revólver, dos armas traumáticas modificadas, 12.461 dosis de estupefacientes entre marihuana y clorhidrato de cocaína, una motocicleta y cinco celulares.

Los integrantes de la banda 9 de Enero fueron presentados ante un juez de control de garantías que decidió enviar a la cárcel a 17 personas y ordenó la libertad de dos mujeres, quienes siguen vinculadas al proceso.