Home

Cali

Artículo

Con labores de policía judicial se recaudaron elementos materiales probatorios y evidencia física que permitieron a la Fiscalía establecer que el maltrato y las agresiones, al parecer, se extendieron hasta el pasado mes de mayo, durante una diligencia a la cual habían sido citados la víctima y el presunto implicado.
El abogado Luis Antonio Caiza Córdoba, fue enviado a prisión por el delito de violencia intrafamiliar agravada. - Foto: Cortesía Fiscalía General de la Nación

valle del cauca

Envían a la cárcel a abogado por maltratar a su compañera sentimental, en Cali

La investigación de la Fiscalía también determinó que la víctima era amenazada.

Un juez de control de garantías aseguró en la cárcel a un hombre identificado por las autoridades como Luis Antonio Caiza Córdoba, abogado de 62 años de edad, como responsable de maltratar a su compañera sentimental, en Cali, Valle del Cauca.

Según la Fiscalía General de la Nación, los hechos se habrían presentado desde el 2019, tiempo desde el cual convivió con la víctima.

“Con labores de policía judicial se recaudaron elementos materiales probatorios y evidencia física que permitieron a la Fiscalía establecer que el maltrato y las agresiones, al parecer, se extendieron hasta el pasado mes de mayo, durante una diligencia a la cual habían sido citados la víctima y el presunto implicado”, aseguró la autoridad competente.

Por estos hechos, servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y la Policía Nacional, capturaron con orden judicial a Caiza Córdoba; asimismo, la Fiscalía también corrió traslado del escrito de acusación en su contra.

“En las audiencias concentradas, el fiscal del caso corrió traslado del escrito de acusación en contra del hoy imputado. De acuerdo con la investigación, Luis Antonio Caiza Córdoba habría incurrido en dicha conducta ilícita a quien, presuntamente, le enviaba mensajes de texto y audios con mensajes e improperios, dentro de un contexto de violencia basado en el género, en el que además, al parecer, ejercía actos de control apoderándose de las decisiones de su expareja”, detalló la Fiscalía.

Dicha situación fue corroborada por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, indicando que la violencia era crónica, de tipo físico, patrimonial, económica, social y sexual, dentro del ámbito público y privado.

En desarrollo de las audiencias preliminares, la Fiscalía le imputó cargos al capturado por el delito de violencia intrafamiliar agravada, por lo que el juez decidió que Caiza Córdoba debe cumplir la medida de aseguramiento en centro carcelario.

La trágica historia de la mujer que encontraron muerta, amarrada de manos y pies, en un barrio de Cali

Por otra parte, un nuevo hecho de violencia tiene consternada a la comunidad caleña. Se trata del reciente asesinato de una mujer de 66 años de edad, identificada como Patricia Walles, quien el pasado martes 5 de julio, en horas de la mañana, fue encontrada sin vida en su propia vivienda, según sus familiares, amarrada de manos y pies con signos de violencia.

El trágico hecho ocurrió en la calle 3 oeste con carrera 49, en Siloé, sector El Castillo, donde le habrían quitado la vida a Patricia, aparentemente, por medio de asfixia.

“Mucha gente está especulando que la mataron por robarle un dinero que ella se había ganado, pero eso es falso. Estamos esperando que Medicina Legal nos entregue el cuerpo y el dictamen, además de los resultados de la investigación que ya se encuentra adelantando la Policía”, le dijo a SEMANA una de las nueras de Patricia.

La mujer también contó que la señora Walles era comerciante; en su propia vivienda trabajaba como independiente, haciendo toldillos y ropa para bebés. “Las máquinas con las que ella trabajaba están en su casa, no se las robaron. Ella era una persona muy alegre, rumbera, carismática y se hablaba con todo el mundo”, dijo la esposa de uno de los hijos de Patricia; precisamente el que encontró la escabrosa escena.

“Ella venía a diario donde nosotros porque vivimos muy cerca. El domingo la llamamos y no contestaba el celular, igualmente el lunes que intentamos comunicarnos con ella para almorzar. Entonces mi esposo fue a buscarla ayer a la casa y fue quien la encontró”, relató la mujer.

De otro lado, el segundo hijo de Patricia dijo que la última vez que habló con su madre fue el pasado sábado, 2 de julio. “Perdimos contacto el domingo. Suponemos que ella todavía estaba celebrando porque era una persona muy alegre, compartía con mucha gente, era una buena persona. Entonces era puente festivo y pensamos que estaba festejando, como a ella le gustaba”, contó.

Por el momento, la Policía Metropolitana de Cali se encuentra investigando el terrible caso.