Home

Cali

Artículo

La ciudad logró el tercer puesto de competitividad por su trabajo en 
educación, innovación, cultura e infraestructura energética.
Los policías fueron capturados en Popayán, Cauca. - Foto: Cortesía Cámara de comercio del Cauca

cauca

Escándalo en la Policía de Popayán: capturan a dos uniformados que habrían participado en secuestro y extorsión

El comandante de la Policía de Popayán se refirió a las capturas.

Revuelo han causado las capturas de dos policías adscritos a la Policía Metropolitana de Popayán, Cauca, en las últimas horas por presuntos vínculos con los delitos de secuestro y extorsión.

De acuerdo con el coronel Jesús Quintero, comandante de la Policía Metropolitana de esa ciudad, las capturas se dan en el marco de una investigación que data del año 2020, cuando ocurrieron las faltas.

“Es un hecho antiguo que veníamos siguiendo. Lo investigó la Policía, a través de la Sijín y el CTI de la Fiscalía General de la Nación”, dijo el uniformado.

En total, fueron siete las detenciones llevadas a cabo por las autoridades, entre ellas las dos de los policías. Las otras capturas corresponden a los presuntos miembros de una organización delictiva relacionada a las acusaciones que reposan sobre los oficiales.

“Se profirieron siete órdenes de captura que fueron efectuadas en unos allanamientos adelantados en la ciudad por la propia Policía. Hay dos policías vinculados, pero no con la estructura, sino con los hechos que son materia de investigación”, aseguró Quintero.

Según el comandante de la Policía de Popayán, en este momento los uniformados están siendo judicializados y en cuanto este proceso quede listo se conocerían nuevos detalles del caso. “Estamos a la espera del desarrollo de las audiencias para poder abordar con mayor propiedad este hecho”, añadió.

Otros funcionarios capturados

Entre tanto, se conoció que las autoridades descubrieron a un investigador del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación que exigió una jugosa suma de dinero a un hombre a cambio de manipular un proceso judicial en el que está inmerso para favorecerlo.

El soborno fue pedido por el funcionario en el municipio de Buga, Valle del Cauca. De acuerdo con la propia Fiscalía, solicitó el pago de 20 millones de pesos para desviar una investigación por el delito de explotación sexual con menor de 18 años.

De hecho, las pesquisas de las autoridades permitieron establecer que el funcionario recibió una parte del dinero y que para desplazarse a cometer las fechorías usaba un vehículo del CTI.

Paradójicamente, tras ser descubierto, el hombre fue capturado por quienes fueron sus compañeros de trabajo en dicha institución.

Por su parte, el fiscal del caso le imputó los delitos de concusión, asesoramiento y otras actuaciones ilegales, y peculado. En el desarrollo de las respectivas audiencias, el juez lo cobijó medida de aseguramiento en centro carcelario, es decir, enfrentará su proceso tras las rejas.