Home

Cali

Artículo

Gandalf, el perro que descubrió cargamento de marihuana en un congelador en Cali.
Gandaf tiene seis años de experiencia en la detección de sustancias estupefacientes. - Foto: Cortesía Policía Nacional

nación

Gandalf, el perro que descubrió cargamento de marihuana en un congelador en Cali

Gracias a la pericia del canino, las autoridades reportaron el hallazgo de 13 kilogramos de marihuana.

Durante una jornada de verificación y control en las empresas de envío en la ciudad de Cali (Valle del Cauca), el Grupo de Carabineros y Guías Caninos puso en acción a su perro más activo para la verificación de encomiendas en varias empresas.

Se trata de Gandaf, un perro policía que, mostrando sus habilidades para la detección de sustancias psicoactivas en uno de los sitios registrados, logró la incautación de 13 kilogramos de marihuana.

La encomienda iba a ser enviada desde Cali hasta la ciudad de Barranquilla, pero gracias al experimentado olfato del canino y la pericia de su guía, la Policía Metropolitana de la capital del Valle, evitó una vez más que las redes del narcotráfico traficaran estupefacientes en la modalidad de encomienda a otras partes del país.

“El estupefaciente fue hallado oculto en un electrodoméstico para congelar alimentos y estaba distribuido en 25 paquetes recubiertos con plástico. Esta incautación se produjo en desarrollo de los planes de control que adelanta el Grupo de Carabineros y Guías Caninos a empresas de mensajería en Cali y los municipios del área metropolitana”, informaron las autoridades.

Cabe destacar que Gandaf es un canino de raza golden retriever con seis años de experiencia en la detección de sustancias estupefacientes y su habilidad ha permitido contundentes golpes al narcotráfico. Próximamente alcanzará su tiempo de jubilación, para dedicarse a descansar al lado de una familia que le siga brindando amor.

Capturaron a ladrones que robaron a un hombre dos veces en cinco minutos

Conmoción causaron en Cali los dos robos perpetrados contra un hombre en la calle 8 con carrera 6 del barrio Santa Rosa, centro de la ciudad, el pasado mes de mayo. Desde que se conocieron los hurtos, tanto la víctima como la comunidad pidieron la captura de los responsables, pero tuvieron que pasar casi siete meses para que esto ocurriera.

Las capturas de los implicados se conocieron en las últimas horas cuando la Policía Metropolitana de Cali informó sobre la desarticulación de la banda Los Culebreros, a la cual pertenecían los sujetos que dejaron sin nada al hombre en mayo.

“Se le comprobaron 16 casos de hurto a esta organización, entre ellos este hecho que salió en los medios de comunicación. Le dedicamos una investigación para poder detener a estos sujetos que lo hurtan de manera simultánea”, aseguró el coronel José Gualdrón, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Según las autoridades, Los Culebreros conformaban una red dedicada al hurto, por encargo, de vehículos en Cali y otras ciudades del país. Para lograr sus cometidos utilizaban herramientas tecnológicas que vulneraban la seguridad de los automotores.

Nueve miembros de esta banda, entre ellos los ladrones del hombre en la capital del Valle del Cauca, fueron detenidos en Cali, Medellín e Ibagué.

Cabe recordar que la víctima de los robos en cinco minutos denunció de manera formal lo sucedido ante las autoridades y que la investigación estaba en manos de la Sijín de la Policía.

Así fue el doble robo

La víctima, identificada como Armando Mejía, sufrió los robos cuando esperaba a que abrieran el restaurante en el que trabaja.

En el primer asalto, los ladrones lo abordaron, intimidaron y le quitaron su celular. Con el objeto en su poder, emprendieron la huida. Lo insólito es que no pasaron ni cinco minutos para que volvieran a atracarlo, pues otros cuatro delincuentes en dos motos lo emboscaron, intentando arrebatarle lo poco que le quedaba. Y aunque el hombre les explicó que hace unos instantes lo habían atracado, eso poco o nada les importó a los criminales, que terminaron llevándose su billetera.

Según contó Mejía a las autoridades, los ladrones lo amedrentaron con armas de fuego. “Les traté de explicar que ya me habían robado, pero a ellos no les importó eso. Como tenía la billetera en el bolsillo, creo que miraron eso y también se la llevaron”, relató. Los hechos quedaron grabados en una cámara de seguridad del sector, lo cual ayudó identificar a los delincuentes.

El hombre reportó ante las autoridades que los delincuentes lo despojaron, con pistola en mano, de un celular, 35.000 pesos en efectivo y sus documentos personales.