Home

Cali

Artículo

Debido a las labores, la entrada al atractivo turístico está restringida a los ciudadanos hasta finales de este año. - Foto: DDiego Sinisterra

nación

Radicaron una acción popular contra el parque Cristo Rey por las críticas recibidas de los ciudadanos

Los trabajos se están realizando en la base del monumento y hacen parte del tramo 5 del proyecto.

Las obras del Parque integral Cristo Rey que iniciaron el pasado 16 de agosto han causado polémica en los últimos días.

Cabe recordar que el proyecto contempla la construcción de un sendero peatonal de seis kilómetros, miradores, un edificio terraza, un auditorio para 100 personas, 14 módulos comerciales, parqueaderos y una conexión directa entre la zona urbana del barrio San Fernando y la rural en Cristo Rey.

Sin embargo, habitantes de San Fernando y Cristales, no estarían de acuerdo. En esa línea, el concejal de Cali, Juan Martín Bravo, radicó una acción popular señalando que la construcción representa muchos riesgos.

“El Juzgado Quinto admitió la acción popular que radiqué, ya que este proyecto representará una afectación medioambiental en el sector en el que se harán las obras. Entre los riesgos que se podrían ocasionar son inundaciones y derrumbes, como ha sucedido en años anteriores”, aseguró.

También mencionó que el Parque Cristo Rey se está realizando en una zona donde los riesgos medianos y altos son superiores al 60%.

“Se están talando alrededor de 34 árboles en el bosque de San Fernando, lo que podría ocasionar que las aguas de la lluvia bajen con mayor presencia por estas pendientes y que puedan ocasionar alguna emergencia”, dijo.

Entretanto, el Comité de Representantes Profesorales de la Universidad del Valle (CORPUV) manifestó que, aunque la ciudad tiene una significativa carencia de espacios para el esparcimiento de los ciudadanos, el lugar donde se están realizando las obras tiene un riesgo ambiental.

Indicaron que se ubica en la antigua zona de Morelia, que estuvo sometida a restricciones de orden ambiental porque es un sector de alta pendiente.

“La zona contigua a la Unidad de Alcores tiene una pendiente superior a los 45 grados, por lo que este relicto boscoso debería mantenerse sin intervención. El riesgo también se debe a posibles inundaciones por desbordamientos de los canales Cristales y San Fernando, como el sucedido en marzo del 2021 y otros similares en 2017, 2008 y 2005″, aseveró el comité por medio de un comunicado.

Asimismo, los docentes señalaron que el alcalde puede seguir con el proyecto, pero que debe garantizar los estudios de riesgo. “En cualquier momento puede haber un deslizamiento u otro desastre”, dijo Leonor Cuellar, presidenta de CORPUV.

Ante estas afirmaciones, Martha Liliana Hernández, secretaria de Vivienda Social y Hábitat de Cali, le dio un parte de tranquilidad a los caleños y aseguró que dicha información es falsa.

“Quiero darle tranquilidad a los ciudadanos de que el proyecto integral Cristo Rey, no genera inundaciones ni mucho menos avalanchas. Esta Administración recuperó un predio del narcotráfico, destinado para construir 1.300 viviendas de alto nivel con 2.600 parqueaderos. Y hoy, este espacio será un parque para la vida que generará bienestar para los caleños y será un legado para futuras generaciones”, dijo.

También comentó que cuentan con todos los permisos y estudios para el desarrollo del proyecto. “Sobre el tema de la geotecnia, esta nos indica que en el tramo 2 de San Fernando contamos con excelentes suelos que resisten más de 30 toneladas por metro cuadrado. Para hacernos una idea, los edificios del sector pesan alrededor de 10.5 toneladas por metro cuadrado y nuestro proyecto pesará 0.5 toneladas por metro cuadrado”, dijo.

Hernández sostuvo que en cuanto al tema hidrológico, los estudios indican que el canal Cristales, ubicado en el predio, se ha visto afectado por la construcción que sobre él hicieron los desarrollos inmobiliarios del sector.

“Un entamboramiento que no permite el flujo de agua y que genera inundaciones; para esto el proyecto plantea una solución a la situación, mejora el dique existente, refuerza el canal y permite el control de inundaciones. Además, se van a construir dos canales interceptores de aguas lluvias, conduciéndolas al sistema de alcantarillado pluvial de la ciudad, y esto permite que exista una nueva salida de agua del predio teniendo un mejor manejo de las aguas lluvias”, concluyó.