Home

Cartagena

Artículo

La jornada se llevó a cabo este 5 y 6 de diciembre.
La jornada se llevó a cabo este 5 y 6 de diciembre. - Foto: Cortesía Alcaldía de Cartagena

nación

Así se vivió la segunda jornada de recuperación ambiental de playa blanca, en Cartagena

Estas jornadas se realizan con el fin de mejorar el destino y el servicio que ofrecen los operadores turísticos.

Como muy provechosa fue catalogada la primera sesión de trabajo de la segunda jornada interinstitucional de oxigenación, recuperación ambiental, limpieza y organización de zona insular de Barú.

Estas jornadas se realizan con el fin de mejorar el destino y el servicio que ofrecen los operadores turísticos a los visitantes eligen Playa Blanca como destino para sus vacaciones.

Distintas entidades participaron en la actividad, que consiste en limpiar la zona, así como mesas de trabajo para analizar los avances de los compromisos pactados entre las distintas autoridades, líderes de la zona y prestadores de servicios turísticos.

“En esta nueva experiencia de trabajo en equipo se hicieron una serie de ejercicios muy interesantes; lo que permitió que los miembros de las 18 agremiaciones se dividieron en equipos, unos que recibieron capacitación, otros que se sumaron a la jornada de limpieza y otros que trabajaron durante gran parte del día en el proceso de reglamentación de la playa”, sostuvo Ana María González, secretaria del Interior.

En cumplimiento de las acciones establecidas, también se efectuaron mesas de trabajo para hablar de temas como ambiente, seguridad y manejo de residuos sólidos.

Por otro lado, la funcionaria aprovechó la jornada en Playa Blanca para reunirse con los miembros del Consejo Comunitario con el fin de dirimir conflictos que permitan que la comunidad se robustezca organizativamente y que se puedan desarrollar los procesos electorales que se realizarán la semana entrante.

Próximas jornadas del 2023

  • La tercera será los días 24 y 25 de enero de 2023.
  • La cuarta será el 14 y 15 de febrero de 2023.
  • La quinta, el 28 y 29 de marzo de 2023.
  • La sexta, el 25 y 26 de abril de 2023.

A partir de los tres meses entrado en funcionamiento el decreto y una vez ejecutadas las jornadas, evaluarán su funcionalidad y efectividad para determinar mejor el desarrollo que se le dará a la orden por seis meses.

Estas medidas de oxigenación fueron tomadas por orden del Decreto 1458 del 19 de octubre de 2022, en donde se establece que durante dos días de cada mes, se deberán realizar jornadas en pro de la recuperación ambiental de la isla y así será inicialmente hasta el 25 y 26 de abril del 2023, según las fechas.

Precisamente la idea de las autoridades distritales y ambientales de la heroica es darle un respiro y espacio a las playas para jornadas propias en su beneficio y en beneficio de las comunidades insulares para mejor apropiación de los espacios.

Estas jornadas tendrán acciones como: limpieza de playas, organización y capacitación, para mitigar los impactos generados por las distintas dinámicas del turismo; por esta razón las operaciones turísticas, el acceso marino y terrestre estarán restringidos.

Igualmente, en el parágrafo dos del artículo uno, quedó establecido que de forma trimestral se llevará a cabo una mesa de evaluación, seguimiento y planificación liderada por alcaldía de Cartagena, a través de la Secretaría del interior y convivencia ciudadana; en la que participarán la Policía Nacional, la Armada Nacional, Capitanía de Puertos, Parques Nacionales, Cardique y los representantes de los consejos comunitarios con presencia en Barú e islas del Rosario.

¿Qué pasa con la Bahía de Cartagena?

Cartagena es una ciudad que naturalmente se encuentra rodeada de cuerpos de agua, desde ciénagas, hasta caños que atraviesan los barrios de la ciudad. Uno de los lugares más importantes es la Bahía que cubre el Centro Histórico, los barrios Bocagrande, Castillo, el Laguito, entre otros.

Este punto conecta directamente con el Canal del Dique, sin embargo, recientemente se reveló que este espacio se encuentra en una grave y preocupante condición ambiental, puesto que es una de las zonas que recibe mayor cantidad de sustancias contaminantes en la ciudad.

Desde el año 2014, el proyecto Basic Cartagena ha realizado el seguimiento de la entrada natural de mar en la costa. En su último informe registraron una gran presencia de metales, sedimentos y bacterias que ponen en riesgo a quienes consumen alimentos provenientes de este cuerpo de agua.

Según los investigadores, el agua está perdiendo su condición cristalina debido a la presencia de sustancias tóxicas como mercurio y cromo.