norte de santander

Así será el proyecto para la restitución de cultivos ilícitos en zona rural de Cúcuta

Esta es una iniciativa liderada por la alcaldía de Cúcuta.


Ya es un hecho el inicio del proceso de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en la capital nortesantandereana y el principal sector beneficiario por esta iniciativa que busca darle una mejor imagen a la región será corregimiento de Banco de Arena, ubicado en la zona rural de Cúcuta.

Este territorio poblacional ha sido uno de los más afectados por los grupos delincuenciales al margen de la ley quienes atemorizan a los habitantes de la zona y además se toman el control a través de la siembra ilegal de los cultivos.

Por tal motivo, este corregimiento será parte del plan piloto liderado por la Alcaldía de Cúcuta, en coordinación con la Secretaría de Posconflicto y Cultura de Paz Municipal, quienes buscan restablecer las tierras afectadas.

Así las cosas, la secretaria de Posconflicto y Cultura de Paz, Elisa Montoya Obregón, dio a conocer que este proceso se adelanta en la vereda El 25, del Banco de Arena.

“Este es un proyecto que no tiene nada que ver con el PNIS (Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos), nada que ver con el PDET (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial) ni con ninguno de los otros proyectos del Gobierno Nacional”, señaló la funcionaria de la alcaldía.

En total serán 27 familias las que estarán beneficiadas del modelo de transición del cultivo ilícito (coca) al cultivo lícito (cacao y plátano). Allí se identifican las etapas de asistencia técnica, proyecto productivo y pagos condicionados para garantizar la seguridad alimentaria de los pobladores del sector.

Este es un proyecto que va a acabar con este flagelo o por lo menos empezar a terminar con esto, pues Cúcuta es la única ciudad capital que tiene un problema de cultivos ilícitos en su zona rural”, explicó la secretaria Montoya.

Así mismo, este proyecto cuenta con un convenio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), por lo que será algo innovador en la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

De acuerdo con un informado del UNODC, el departamento de Nariño y Norte de Santander agrupan más del 50 % de toda la coca del país. Sin sumar a Putumayo y Cauca, donde en esos cuatro territorios se concentra el 78 % de los cultivos de coca en Colombia.

En ese sentido, el documento de esta oficina de las Naciones Unidas, detalló que el 36 % de la coca del país se concentra en siete enclaves productivos. Catatumbo, Frontera Tumaco y Argelia-El Tambo son los tres enclaves con mayor área sembrada de coca.

Aunque los cultivos de coca siguen estan­do en la parte más alta de la serie histórica, la UNODC explica que el 38 % del te­rritorio que alguna vez tuvo coca en los úl­timos diez años completó tres o más años sin ese cultivo.

Dicho esto, el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) avanza satisfactoriamente en la transformación de los territorios afectados, donde se han erradicado 45.832 hectáreas de cultivos ilícitos bajo acuerdos de sustitución voluntaria en varias regiones del país.

A nivel nacional, un total de 99.000 familias están vinculadas a este programa; por lo que en Norte de Santander, 2.989 familias campesinas son beneficiarias en los municipios de Tibú y Sardinata, pertenecientes al Catatumbo.