Tendencias

Home

Cúcuta

Artículo

Fueron capturados en fragancia cuando recibían el pago de tres millones de pesos exigidos a un comerciante.
Fueron capturados en fragancia cuando recibían el pago de tres millones de pesos exigidos a un comerciante. - Foto: Policía Metropolitana de Cúcuta

norte de santander

Cuatro presuntos integrantes de Tren de Aragua fueron capturados en Cúcuta

Estos sujetos son de nacionalidad venezolana.

Las autoridades de la ciudad de Cúcuta capturaron en flagrancia a cuatro personas, quienes serían presuntos integrantes del Grupo Delincuencial Común Organizado (GDCO) Tren de Aragua, cuando estos recibían el pago de tres millones de pesos exigidos a un comerciante.

La operación se desarrolló luego de que la víctima denunciará ante el Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal (Gaula), las exigencias que estaba recibiendo de parte de personas que se identificaron como miembros del Tren de Aragua.

Según detalló el comerciante a las autoridades, estos sujetos habrían ingresado en días anteriores a su vivienda para hurtarle la suma de diez millones de pesos y posterior le hicieron consignar 20 millones de pesos bajo la amenaza de atentar contra la vida e integridad suya y de su familia, además le estarían exigiendo el pago de tres millones de pesos mensuales.

Ante esta situación, se activó el protocolo para contrarrestar el acto delictivo, logrando articular las acciones investigativas, judiciales y operativas que permitieron coordinar el pago controlado de la extorsión en la zona céntrica de la ciudad más exactamente en el parque Santander.

Allí las autoridades lograron capturar en flagrancia a las cuatro personas (tres hombres y una mujer) en los momentos en que recibían el pago de la extorsión; en el operativo se incautaron tres teléfonos celulares y un vehículo tipo automóvil.

Los capturados fueron identificados como Freddy Alejandro Rojas Mota, de 21 años; Yorgeles Paola Liendo Campos, de 22 años, conocida como La Churca; Wilmer José Pedrique Araguache, de 23 años, a quien llaman Pedrique, y Grenyel José Bello Granados, de 27 años, llamado como Care Niño, todos de nacionalidad venezolana.

Estas personas, después de darles a conocer los derechos que tienen como capturados, fueron trasladadas a las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía General y puestas a disposición de la autoridad competente.

Una vez escuchados en audiencia pública, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en centro penitenciario y carcelario a Freddy Alejandro Rojas Mota y Yorgeles Paola Liendo Campos, quienes deberán responder por el delito de extorsión en grado de tentativa; mientras Wilmer José Pedrique Araguache y Grenyel José Bello Granados deberán responder por los delitos de secuestro extorsivo agravado, extorsión agravada consumada, hurto calificado y extorsión en grado de tentativa.

La Policía Metropolitana de Cúcuta continuará desarrollando acciones operativas y de control que permitan capturar a los actores criminales y fortalecer la seguridad y convivencia ciudadana, igualmente invitan a la ciudadanía a que contribuya con la seguridad denunciando cualquier hecho delictivo.

Extorsionan desde la cárcel de Cúcuta

La extorsión se convirtió en un problema mayor en el oriente del país, principalmente en la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander). Lo insólito del caso es que los responsables de liderar esta actividad criminal continúan siendo personas que ya están privadas de la libertad en una cárcel.

Ante esta situación, las autoridades de la región dieron a conocer las principales modalidades de extorsión que se están presentando en la capital nortesantandereana e hicieron un llamado de alerta a los ciudadanos para que eviten caer en estas trampas.

El falso servicio: en esta modalidad los delincuentes, valiéndose de información que obtienen de redes sociales o hackeando bases de datos, contactan a personas de diversas áreas y las contratan para que presten sus servicios, por lo general en zonas rurales, con mala cobertura de señal telefónica.

Una vez la persona llega al lugar acordado, el extorsionista llama a la empresa o a los familiares y dicen que la víctima se encuentra bajo secuestro de un grupo armado ilegal y comienzan a exigir dinero.

“Estas modalidades se generan 100 % por llamadas telefónicas a conductores, trabajadores, conductores de grúas, taxis, (y) se nos han presentado casos a veterinarios. Estas personas tienen un gran poder de convencimiento, los familiares creen la versión y acceden a pagar altas sumas de dinero”, detalló la Policía de Cúcuta.