Home

Cúcuta

Artículo

Este material representaba un riesgo contra la integridad de la comunidad
Este material representaba un riesgo contra la integridad de la comunidad. - Foto: Ejército Nacional

norte de santander

Destruyen más de 20 minas antipersonales en Cúcuta con las que pretendían atentar contra la fuerza pública

En lo recorrido de este año las autoridades han destruido 192 minas antipersonales.

Tropas militares lograron ubicar y destruir más de 20 minas antipersonales que pretendían ser utilizadas contras la Fuerza Pública. La operación se llevó a cabo en el área metropolitana de Cúcuta.

En desarrollo de operaciones ofensivas adelantadas por soldados de la Fuerza de Tarea Vulcano se logró la ubicación y destrucción controlada de un depósito ilegal con 23 minas antipersonales ubicadas entre el sector del municipio de El Zulia y la Ye Agualasal, Norte de Santander.

Estas minas se encontraban sepultadas en medio de una plantación de palma en una zona por la que transitan diariamente pobladores del área rural del municipio metropolitano, y que al parecer serían utilizadas para afectar a los militares que adelantan operaciones de control en estas zonas.

A dicho lugar llegaron los grupos de Explosivos y Demoliciones (EXDE) del Batallón de Operaciones Terrestres N.º 10, donde cumpliendo con los protocolos establecidos realizaron la destrucción controlada, y de esta manera salvaguardaron a la comunidad.

En el sector delinque el grupo armado organizado residual E33, que con este tipo de actos terroristas atentan contra la comunidad y la Fuerza Pública”, señaló el coronel Leonardo Ferreira Lugo, jefe de Estado Mayor y segundo comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano.

Cabe mencionar que en lo corrido del año, en el área de operaciones de este comando, han sido destruidos 192 minas antipersonales, acciones con las que los soldados han defendido y reafirmado su compromiso por salvaguardar la vida y tranquilidad de las familias de esta importante región del país.

Este departamento se ha visto sumergido en la guerra desde hace muchos años y el principal deseo de Petro es llegar a un acuerdo y así lograr un cese al fuego de ambas partes. Si esto se llegase a dar, los nortesantandereanos que habitan en la región del Catatumbo vivirán en paz y sin temor como lo han hecho por décadas.

En ese sentido, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, se mostró enfático con los anuncios del presidente Petro de restablecer la paz en todo el territorio nacional, pues esto sería el inicio del cambio que ya comenzó.

Este diálogo nos llena de ilusión a un conflicto que no tiene razón de ser, para los pobladores de esta región es importante que desde el territorio se pueda lograr una atención a los problemas que por años ha generado la violencia, especialmente en la región del Catatumbo”, puntualizó el mandatario.

Después de ese anuncio que se hizo en Caracas (Venezuela), quedó claro que la mesa de diálogo no empezará desde cero, sino que se retomarán los avances que se dejaron en 2016; sin embargo, los defensores de los derechos humanos en este departamento esperan que este proceso no quede como los anteriores.

El Gobierno no puede cometer los mismos errores que se cometieron con las Farc, en el que su resultado fue una serie de violencia e incremento de cultivos ilícitos en la región. Si el ELN realmente tiene voluntad y quiere iniciar unos diálogos, deben ser ellos quienes manifiesten su voluntad en las regiones donde tienen control territorial, en términos del derecho internacional humanitario”, resaltó en SEMANA el defensor Diego Villamizar.