norte de santander

En menos de 72 horas, tres personas han sido secuestradas en Norte de Santander, uno de ellos fue hallado sin vida

Entre las víctimas está el tío del alcalde del municipio de Ocaña, quien fue hallado sin vida.


Consternados, preocupados y con temor se encuentran los pobladores de la región del Catatumbo, en Norte de Santander, donde en menos de tres días se han presentado tres secuestros; entre estas nuevas víctimas se encuentran dos mujeres y el tío del alcalde del municipio de Ocaña, quien fue hallado sin vida en las últimas horas.

En máxima alerta permanecen las autoridades de este departamento tras los múltiples hechos de inseguridad, pues entre finales de mayo y principios de junio, han sido seis los secuestros extorsivos, de los cuales solo dos ya están en libertad.

El primero de estos últimos tres se presentó el domingo 19 de junio en el municipio de Ábrego, Norte de Santander, justamente horas después de que Betty Arévalo Casadiegos se encontrara en su lugar de residencia luego de haber ejercido su derecho al voto.

Hasta la vereda La Estancia, zona rural de esa población, hombres armados llegaron en motocicleta y raptaron a esta mujer quien se desempeña como agricultora, docente y ambientalista, para llevársela con rumbo desconocido.

Sus familiares están preocupados con esta nueva acción extorsiva, pues manifestaron que ella es una persona humilde, trabajadora y que siempre ha buscado el desarrollo del municipio, por eso claman a las autoridades al no tener dinero suficiente para pagar por su liberación.

Ante este nuevo hecho, SEMANA consultó a la defensora del Pueblo en la provincia de Ocaña, Deisy Díaz, quien aseguró que ya se había activado la ruta de atención psicológica a sus familiares con el objetivo de garantizar los derechos que se le estaban vulnerando a la docente.

Sin embargo, la funcionaria manifestó que “esta es una grave situación que se viene presentando desde meses atrás, nosotros lo que hacemos es brindar todas las capacidades institucionales para que esta persona pueda retornar al seno de su familia”.

Así mismo, en horas de la tarde otro hecho de secuestro tuvo lugar en el municipio de Tibú, donde hombres armados llegaron en motocicleta hasta el trabajo de la comerciante Galdys Cancino y se la llevaron con rumbo desconocido.

Por su parte, SEMANA conoció que la Defensoría del Pueblo en Norte de Santander, rechazó una vez más esta acción y expresaron su solidaridad con sus familiares, así mismo aseguraron que dispondrán de todos los canales humanitarios para su pronta liberación.

“Le hacemos un llamado a todos los grupos armados ilegales que pudieron haber cometido este hecho para que le respeten su vida e integridad y que en el menor tiempo posible la devuelvan al seno de su familia. Activamos la ruta de protección y atención a los familiares de esta persona”, señaló en este medio el defensor del Pueblo, Jaime Marthey.

Seguido a este segundo caso, en horas de la noche del mismo miércoles 22 de junio, en el municipio de Ocaña, fue secuestrado el también comerciante Adalberto Casadiego Angarita, de 73 años, tío del alcalde de este territorio, Samir Casadiego.

De este hecho se conoció que los hombres desconocidos que están atentando contra la integridad de los pobladores, llegaron hasta la finca de este ciudadano y se lo llevaron hacia la zona montañosa del Catatumbo.

Cabe mencionar que esta no es la primera vez que retienen al familiar del alcalde, pues en el año 2017 vivió una situación similar, en la que estuvo secuestrado por 23 días.

SEMANA ha tratado de comunicarse con el mandatario de Ocaña para saber más información sobre este caso, pues en la mañana de este jueves 23 de junio se conoció que en un paraje entre la vía hacia el municipio de Teorama fue hallado el cuerpo sin vida de Adalberto Casadiego.

Lo que se conoce hasta el momento es que Adalberto habría sufrido un infarto cardíaco cuando era trasladado por los captores en su camioneta hacia la zona del Catatumbo. Wilson Casadiego, otro tío del alcalde de Ocaña confirmó la noticia, pues él se había ofrecido para un canje debido al delicado estado de salud de su hermano.

Sin embargo, la defensora del Pueblo en la provincia de Ocaña, Deisy Díaz, le indicó a este medio: “Estaremos prestos para dar acompañamiento a los familiares y activar las rutas institucionales”.

Tras el incremento de estas acciones, la Defensoría rechazó y condenó a los criminales que están atormentando a los nortesantandereanos. “Insistimos en el llamado a los grupos armados ilegales a dejar por fuera del conflicto a los civiles”.