nación

Video | Hostigamiento a la Policía en Norte de Santander fue grabado por un patrullero

Disidencias del Frente 33 de las Farc serían responsables del ataque.


Durante al menos 10 minutos, hombres fuertemente armados, al parecer disidentes de las Farc, atacaron sobre el mediodía de este lunes, 23 de mayo, la estación de Policía del municipio de Teorama, en el departamento de Norte de Santander.

Algunos subversivos desde la zona montañosa de esa población que se encuentra ubicada en la zona del Catatumbo abrieron fuego contra un grupo de uniformados, quienes de inmediato respondieron al ataque. Los momentos de tensión fueron captados por uno de los patrulleros de la Policía.

En las imágenes se observa a los policías, quienes habrían recibido el apoyo del Ejército, ubicarse estratégicamente en el parque municipal, frente a la Alcaldía, para enfrentarse a los guerrilleros. Al tiempo se escuchan ráfagas de fusil. “Están dando desde la parte alta. Pase y corra, yo le colaboro”, dice uno de los uniformados mientras acciona su arma para proteger a sus compañeros.

Subversivos vestidos de civil y desde las casas de la comunidad atacan a disparos a la patrulla, la patrulla realiza una maniobra táctica y los enfrenta. Estos terroristas se llevan tres heridos por el sector rural”, explicó el Coronel Carlos Martínez, comandante Policía Norte de Santander

De acuerdo con Róbinson Salazar Benítez, alcalde de Teorama, el hostigamiento no tuvo consecuencias fatales gracias a “la rápida acción de la Policía que logró neutralizar la situación”.

Sin embargo, este tipo de situaciones sí logra sembrar pánico entre la comunidad y mantiene en máxima alerta a las autoridades de Norte de Santander tras las múltiples acciones terroristas que se han presentado en la región del Catatumbo.

Precisamente durante la última semana tres policías resultaron heridos y uno más perdió la vida, luego de registrarse dos ataques contra la estación de Policía en el municipio de Tibú. El primer hecho se presentó en horas de la tarde del miércoles 18 de mayo, donde subversivos señalados por las autoridades como integrantes del Grupo Armado Organizado Residual Estructura 33 (GAOr-E33), que delinque en esta zona del Catatumbo, atacaron con un artefacto explosivo improvisado el Comando de Policía municipal, dejando como saldo a un oficial herido.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía en Norte de Santander, indicó que estos sujetos habrían violado los derechos humanos y el derecho internacional humanitario tras intimidar a la población civil del municipio.

“Vestidos de civil, con armas de fuego, entraron a las casas de los vecinos de la estación de Policía, los intimidaron y empezaron a avanzar dentro de las casas y patios de la comunidad. Desde allí lanzaron un artefacto explosivo contra la estación”, mencionó Martínez.

El hecho dejó gravemente herido al subintendente Yorman Gabriel Figueroa Bautista, de 35 años, quien falleció este lunes, 23 de mayo, en la unidad de cuidados intensivos de una clínica en la ciudad de Cúcuta. El uniformado sufrió trauma en el tórax con heridas causadas por las esquirlas, así como también trauma en el miembro inferior derecho y trauma en el cráneo con pronóstico neurológico reservado.

Ese mismo miércoles, en horas de la noche, los subversivos atacaron nuevamente la estación de Policía del municipio, lanzando una granada de fragmentación, que dejó otros tres policías heridos.

Asimismo, el sábado 21 de mayo fue capturado el presunto disidente de las Farc Arnaldo Andrey Guerrero Torrado, alias Gorra, cuando pretendía atentar contra los uniformados que se encontraban en la estación de Policía del municipio de Tibú.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía en Norte de Santander, indicó que el capturado habría iniciado su trayectoria criminal en el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y luego pasó a ser miembro del Grupo Armado Organizado Residual GAOr-E33, en el que recibía mayor pago por los actos terroristas.

Lo capturamos cuando iba a lanzar una granada contra la población civil y la Fuerza Pública. Está bajo el recaudo de las autoridades y va a pagar por todo lo malo que ha hecho”, aseguró Martínez.