nación

Hallan cuerpo del segundo adolescente arrastrado por una corriente en Charalá, Santander

El joven habría ingresado al río por cumplir un reto con sus amigos.


La tarde de este lunes, 23 de mayo, un equipo conformado por rescatistas de Ponalsar, la Defensa Civil, Bomberos y la comunidad de Charalá, en Santander, lograron hallar el cuerpo sin vida de Fabián Andrés Marín Díaz, de 16 años, el adolescente que el pasado jueves 19 de mayo fue arrastrado por la corriente del río Chagres en jurisdicción del municipio en mención.

La intensa búsqueda se extendió durante cuatro días e inició en el sector de Puente Bahondo, en la vereda El Resguardo, lugar donde fue visto por última vez con vida Marín Díaz, quien al parecer, por cumplir un reto, ingresó al afluente en compañía de Iván Camilo Merchán Díaz, de 14 años. Los dos fueron arrastrados por la corriente súbita.

El recorrido de búsqueda se hizo desde Puente Bahondo hasta Puente Palenque, donde se encontró el cuerpo del otro joven que estaba desaparecido. La ayuda de la comunidad fue muy importante para que esta familia pueda tener el cuerpo y darle cristiana sepultura”, dijo el sargento Juan Bautista Guarín Corzo, comandante de Bomberos de Charalá.

En este momento los organismos de socorro trasladan el cuerpo a tierra firme, donde el CTI de la Fiscalía realizará la inspección y el levantamiento.

Así ocurrió la tragedia

Luego de culminar su jornada escolar, un grupo de estudiantes residentes en la vereda El Resguardo se detuvo en Puente Bahondo. Allí, en medio de juegos y bromas, se retaron a ingresar al río Chagres, con el fin de demostrar quién era el más “valiente”. Sin embargo, no midieron el peligro y el desafío terminó en desgracia.

“Cinco muchachos iban para sus casas luego de salir del colegio, pero en el camino se detuvieron a jugar, hicieron un reto para saber quién era el más valiente en tirarse al río esto es una costumbre que tienen muchos jóvenes acá y se lanzaron dos; cuando iba a tirarse el tercero, miró hacia atrás y se dio cuenta de que venía la corriente y no lo hizo, hubiese sido peor la tragedia”, explicó Edilson Arenas, alcalde de Charalá.

La angustiante situación fue presenciada por otros compañeros que se encargaron de alertar a los habitantes del sector y a la Policía. Tan pronto las autoridades y los organismos de socorro recibieron el reporte, iniciaron la búsqueda de los menores; sin embargo, debido al aumento del caudal del río y la fuerza del mismo, las labores se suspendieron.

El pasado viernes 20 de mayo, luego de varias horas de búsqueda, fue hallado sin vida Iván Camilo Merchán Díaz, de 14 años. Versiones de la comunidad señalan que el padre del joven fue quien encontró el cuerpo, que al parecer estaba sujeto a un árbol, cerca de la orilla, entre piedras.

El cuerpo del adolescente, quien era el mayor de 14 hermanos y oriundo de municipio de Arauquita, fue encontrado un kilómetro más abajo del puente Bahondo. El río Chagras baja por la vereda El Resguardo y se une con el río Táquiza, uno de los más grandes del municipio.

Desde entonces, las esperanzas de hallar con vida a Fabián Andrés se apagaron. El caudal del afluente había aumentado y la corriente del mismo dificultaba la búsqueda.

Entre tanto, los familiares de los dos menores de edad han estado recibiendo apoyo psicológico desde la Comisaría de Familia, según informó la Secretaría de Gobierno de Charalá.