Home

Cúcuta

Artículo

Estos sujetos serían integrantes del grupo delincuencial GAOR E-33.
Estos sujetos serían integrantes del grupo delincuencial GAOR E-33. - Foto: Policía de Norte de Santander

norte de santander

Estos son los cinco presuntos criminales que extorsionaban a mineros y transportadores de Cúcuta

Los capturados delinquían en zona rural de los municipios de Sardinata, El Zulia y en la capital nortesantandereana.

En las últimas horas, fueron enviaron a la cárcel cinco presuntos criminales que serían integrantes del grupo delincuencial GAOR E-33 que constreñían a los mineros y transportadores de la región a través de la quema de vehículos y amenazaban para presionar el pago de las extorsiones.

Los delincuentes son: Pedro Antonio Franco Rodríguez, alias Pablo, natural de la ciudad de Cúcuta, quien sería el cabecilla de comisión de finanzas; Steeven Camilo Pinto Monsalve, alias Cami, natura del municipio de San Gil (Santander) segundo cabecilla de finanzas; Wilson Quintero Barbosa, alias Leo, oriundo del municipio de San Calixto, (Norte de Santander); Adrian Jhoneider Sanchez Uscategui, alias Luis y Hervermae Castillo, alias Zancudo, de nacionalidad venezolana.

Estas personas estaban encargadas de la captación de dineros producto de extorsión a mineros y transportadores en zona rural de los municipios de Sardinata, El Zulia y en la capital nortesantandereana.

“Con este resultado se genera una fractura a las comisiones del GAOR E-33 y afectan directamente las finanzas de Jhon Mechas (Cabecilla Principal)”, señaló la Institución.

Así las cosas, mediante la Operación San Pedro Claver, la Policía Nacional en Norte de Santander materializó la captura de estos sujetos por los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión, daño en bien ajeno y constreñimiento ilegal.

Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación y en audiencias concentradas un Juez les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Igualmente, en medio de la operación se logró la incautación de 15 equipos celulares, una memoria USB, dos motocicletas, varias agendas manuscritas de interés para la investigación y prendas militares.

Terror en la vía Ocaña-Cúcuta

Luego de la situación de orden público que se registró en días pasados en la vía entre la ciudad de Cúcuta y el municipio de Ocaña, Norte de Santander, donde resultaron incineradas cinco tractomulas por parte de grupos criminales, el gremio afectado reveló la millonaria suma en perdidas que dejó este incidente.

En ese sentido, la Asociación de Transportadores de Carga (ATC) se pronunció ante este hecho que por fortuna no dejó víctimas que lamentar, pero si alrededor de 11 mil millones de pesos en perdidas económicas tras los vehículos afectados.

“Rechazamos los atentados contra los nuestros y hacemos un llamado enérgico al gobierno de Gustavo Petro a garantizar la seguridad del camionerismo nacional. Contundencia y no más destrucción del sector”, señaló la entidad ATC en su cuenta oficial de Twitter.

Así mismo, el presidente de la ATC, Anderson Quiceno, se refirió frente a este lamentable incidente que atemorizó a los transportadores que diariamente utilizan esta importante vía nacional que conecta esta región con la costa caribe.

“No solamente se debe a la circunstancia de orden público, sino a la situación de infraestructura que vivimos en el país sobre la ola invernal que golpea fuertemente a diferentes regiones donde las vías son intransitables”, argumentó Quiceno.

El ataque terrorista se presentó en una de las zonas que tiene mayor influencia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), guerrilla que instaló oficialmente la jornada de negociaciones con el Gobierno para lograr un acuerdo de paz.

Por su parte, las autoridades administrativas y la fuerza pública se reunieron para buscar soluciones a esta situación que genera zozobra entre los ciudadanos. En medio del consejo de seguridad, se determinó aumentar la presencia de uniformados tanto de la Policía como del Ejército en el mencionado corredor vial.