norte de santander

Por tercera vez, un fallo de tutela prohíbe la exploración y explotación de carbón en el Catatumbo

Esta zona de país se opone a que los proyectos de explotación se lleven a cabo.


Nuevamente, un fallo de tutela devuelve la tranquilidad a la población del Catatumbo al prohibir la exploración y explotación de carbón en esta región nortesantandereana. De esta manera se mantiene suspendida las licencias que ya habían sido otorgadas para dicho proceso.

En ese sentido, el juzgado Quinto Civil de Cúcuta, impidió a la Sociedad Minera Esmeralda Ltda y Río de Oro Ltda, cuyo representante legal es José Vicente Salcedo Baldión, en acción adelantada contra la Corporación autónoma regional de la Frontera Nororiental (Corponor), de extraer y explorar minerales en la zona.

De acuerdo con el fallo, esta decisión se determinó debido a que el sector de exploración se encuentra dentro del resguardo de la comunidad indígena Motilón Barí, bajo zonas de reserva campesina, establecido en la Sentencia T052-2017.

Por su parte, el representante de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), Junior Maldonado, dio a conocer que esta es la tercera vez que se hace el intento de explotación de carbón a cielo abierto en la zona de La Gabarra y Río de Oro.

Mientras no se resuelva esta sentencia, no se puede proceder a ningún tipo de explotación de carbón cielo abierto, se trata de temas territoriales de fondo, que podrían tardar meses y años en resolverse, por lo que se suspende la explotación porque priman los derechos de los indígenas y de los campesinos”, aseveró Maldonado.

Así mismo, mencionó que de llegarse a dar esta explotación, generaría afectaciones ambientales principalmente en el río Catatumbo y Río de Oro, así como también pondría en peligro de contaminación al lago de Maracaibo, en Venezuela.

Comunidad del Catatumbo celebra diálogos con en ELN

Por estos días el principal tema en la agenda política del presidente Gustavo Petro ha sido restablecer los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) donde se busca acabar la guerra de manera bilateral, motivo por el cual para los defensores de los derechos humanos en el departamento de Norte de Santander esta apuesta tiene gran respaldo.

Pues las voces de esperanza se suman debido a que la región del Catatumbo ha sido la más golpeada por los últimos años por los constantes hostigamientos que allí se presentan por parte de los grupos guerrilleros que tienen atemorizado a varias comunidades de este territorio fronterizo.

Así las cosas, el nuevo gobierno comandado por Petro envió a algunos funcionarios hasta Cuba con el fin de hacer todo lo posible para determinar la verdadera voluntad de paz y analizar el camino para retomar la negociación entre el ELN.

Ante este encuentro, el presidente de la organización social de los Derechos Humanos del departamento, Enrique Pertuz, se mostró enfático con estos avances que tienen como objetivo reconstruir la paz total y así retomar a las conversaciones en el punto donde quedaron durante el mandato de Juan Manuel Santos.

Es un gran paso, nosotros destacamos los grandes esfuerzos que se han hecho, pero esto tiene que llegar a consolidarse a feliz término teniendo en cuenta la guerra y la barbarie que ha vivido esta región durante muchos años”, señaló el vocero.

Cabe mencionar que la delegación enviada por el presidente Gustavo Petro a La Habana, está conformada por Danilo Rueda, comisionado de paz; Iván Cepeda, senador del Pacto Histórico, y el canciller Álvaro Leyva. Se espera que al finalizar la tarde de este viernes 12 de agosto, se llegue a un acuerdo para reactivar la mesa de diálogo.

“Esto tiene un alto valor para el departamento, donde este grupo tiene un accionar bastante alto y hoy es importante la voluntad de las partes de querer trabajar por alcanzar este paso para que un país pueda cesar la violencia”, precisó el defensor de Norte de Santander.

Así mismo, el presidente de esta organización social dio a conocer que estarán comprometidos en apoyar e invitar a la población civil a trabajar de manera coordinada desde los territorios más afectados que anhelan un cese al fuego desde hace varios años.