conflicto

Gobernador de Norte de Santander celebró la reanudación de diálogos con el ELN

La región del Catatumbo sería el principal territorio que necesita un cese al fuego.


Con la llegada de Gustavo Petro a la Presidencia de Colombia se espera reanudar diálogos entre este gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con el fin de acabar con las acciones violentas que tienen en jaque varias regiones del país, específicamente en Norte de Santander.

Este departamento se ha visto sumergido en la guerra desde hace muchos años y el principal deseo de Petro es llegar a un acuerdo y así lograr un cese al fuego de ambas partes. Si esto se llegase a dar, los nortesantandereanos que habitan en la región del Catatumbo vivirán en paz y sin temor como lo han hecho por décadas.

En ese sentido, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, se mostró enfático con los anuncios del presidente Petro de restablecer la paz en todo el territorio nacional, pues esto sería el inicio del cambio que se espera.

Nosotros siempre hemos llamado la atención sobre la necesidad de un diálogo de acciones que permitan buscar salidas, este departamento ha sido uno de los más golpeados por el accionar de los grupos armados ilegales y se hace necesario retornar un mecanismo que permita a las partes sentarse a la mesa”, expresó el mandatario.

Así mismo, mencionó que debido al conflicto armado que se registra en este departamento por los diversos grupos criminales que delinquen en la región, se deberá hacer una agenda de trabajo especial entre las dos partes y así acabar con los ataques a la fuerza pública y la población civil.

“Siempre será de buen recibo que se pueda avanzar en la paz total y duradera, la que anhela el pueblo colombiano y en la que estamos dispuestos a contribuir para buscar una verdadera reconciliación nacional”, precisó el gobernador.

¿Dónde sería la negociación con ELN?

Sin embargo, aunque el deseo que tiene el presidente Petro es que los diálogos continúen en La Habana, Cuba, el mandatario del Pacto Histórico indicó que un eventual cambio del país de las conversaciones, tiene que ser concertado entre ambas partes.

“Un cambio del sitio geográfico de las negociaciones, dependen de los que quieren negociar, no del Gobierno, ellos están en Cuba (ELN), ya sabremos en las próximas semanas si continúan en Cuba, el gobierno que siguió al de Santos, (gobierno Duque) quiso hacer el compromiso de ese país un problema político internacional y llevar a ese país a la lista de terroristas, eso no lo queremos ahora, estamos unos puntos suspensivos”, señaló Petro.

Hace varios días y antes de posesionarse como presidente de Colombia, Petro dejó claro que solicitó al Gobierno cubano que ese país continúe como anfitrión de los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) una vez que se reactive el proceso con ese grupo subversivo.

Petro dijo en esa oportunidad que ha sostenido contactos con el embajador de Cuba en Colombia para ese propósito.

La postura de Gustavo Petro se conoció al término de un encuentro con embajadores de América Latina, el mandatario del Pacto Histórico indicó que se encuentra a la espera de la respuesta de Cuba para que sea el país en el cual se avance en la negociación con el ELN.

“Ya hay un lugar (Cuba) que fue el que usó Colombia en el gobierno Santos en La Habana, a Cuba no le fue tan bien porque lo convirtieron en la excusa para una ofensiva diplomática contra ese país”, indicó el mandatario.

Y señaló en su declaración: “Hemos hablado con el embajador cubano aquí presente en el reinicio del protocolo suspendido de tipo diplomático que permite continuidad de los diálogos con el ELN allí y el Gobierno cubano será el que diga si quiere mantenerse como anfitrión”.