antioquia

Cuatro municipios de Antioquia están sin gas natural por manifestación ciudadana

Gobernación pidió levantar los bloqueos que tienen alterados los ánimos en el Urabá antioqueño.


Más de 37.000 hogares del Urabá antioqueño amanecieron sin la posibilidad de cocinar porque un grupo de manifestantes tiene bloqueada la vía principal de la subregión, zona por donde transitan los vehículos de EPM con el suministro de gas natural que se descarga en las plantas de distribución. La compañía aseguró que no hay garantías para cruzar.

En imágenes registradas en redes sociales se observan los camiones y carros de transporte públicos represados en la carretera mientras los sujetos encienden llantas para frenar su paso. De acuerdo con los protestantes, este comportamiento se mantendrá activo hasta que funcionarios del Gobierno nacional vayan hasta los municipios a resolver una deuda.

El saldo pendiente está relacionado con el estado de los ejes viales del Urabá que están afectados por huecos y grietas, un escenario crítico que ha generado varios incidentes en la carretera. Para levantar los objetos que impiden la movilidad, tendrá que visitarlos el Instituto Nacional de Vías (Invías) o el Ministerio de Transporte.

En consecuencia, las Empresas Públicas de Medellín (EPM) detalló que hay ausencia de gas en los municipios de Carepa, Chigorodó, Necoclí y Turbo, músculos turísticos de Antioquia. Además, la compañía que suministra el servicio anticipó que hay amenazas de escasez en Mutatá, Apartadó, San Pedro de Urabá y San Juan de Urabá.

Los carros que transportan el gas natural lo hacen mediante la modalidad de Gas Natural Comprimido (GNC), que consiste en comprimir el energético en unos tanques especiales que se transportan por vía terrestre hasta cada población. Por su tamaño, peso, altura y dimensiones requieren de condiciones seguras y estables para poder transitar.

Mientras se restablece en orden público, las familias no tendrán el fluido para preparar los alimentos y mucho menos los establecimientos comerciales. Sin embargo, los que tienen la posibilidad de comprar una pipeta de gas lo están haciendo, a pesar de que el saldo está sobre los 90.000 pesos, un valor similar al que se paga en las facturas mensuales.

A la espera del restablecimiento del servicio, EPM recomendó tres acciones para prevenir emergencias: “Cerrar las perillas de todos los gasodomésticos; cerrar las válvulas de paso de los gasodomésticos; si es del caso, cerrar la válvula de corte general en el centro de medición del inmueble”, también se excusó por los malestares, ajenos a su operación.

La Gobernación de Antioquia está preocupada por esta situación y las otras que tienen lugar en el municipio de Buriticá donde el pueblo está aislado por otra movilización ciudadana. En este pueblo del occidente están en las calles los mineros informales para rechazar las actividades que realiza una empresa extranjera que extrae minerales.

Para atender las emergencias, el mandatario de los antioqueños, Aníbal Gaviria Correa, citó a los alcaldes de las zonas afectadas para uniformar las acciones que van a realizar con el fin de levantar los hechos que están poniendo en riesgo la estabilidad económica, social y de seguridad en estas subregiones del departamento.

“El señor gobernador ha convocado a los alcaldes de occidente, a los alcaldes de Urabá, a que hagamos frente común y que sigamos todos, unidos, buscando una solución estructural a la grave problemática que tiene hoy el municipio de Buriticá”, afirmó el secretario de Desarrollo Humano de Antioquia, Luis Fernando Suárez.

Tal como lo anticipó, el orden público se salió de las manos en esta población a razón de que un grupo armado habría filtrado los intereses de los mineros informales para hacerle contrapeso a la empresa privada que adelantada extracción de oro en los socavones del occidente. Hacia la zona se desplaza una comisión de la fuerza pública con el fin de atender las acciones violentas.