Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Avance de obras en Hidroituango. Fotos: EPM
Avance de obras en Hidroituango. Fotos: EPM - Foto: Fotos: EPM

medellín

Daniel Quintero solicita a la Contraloría reabrir proceso fiscal por Hidroituango

La declaración se emitió luego de que el accionista mayoritario del proyecto reprochara el pago de los seguros.

El alcalde de la capital de Antioquia y presidente de la junta directiva de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), Daniel Quintero Calle, elevó una petición en la mañana de este domingo a la Contraloría General de la República para que vuelva a poner la lupa sobre las responsabilidades fiscales que estarían pendientes en el proyecto de Hidroituango.

A juicio del mandatario, faltarían cinco billones de pesos por recuperar, justificado en las decisiones y maniobras que afectaron la obra. Si bien los seguros ya desembolsaron una parte del dinero, Quintero Calle insiste en que hay un vacío en la cartera que tendrían la obligación de cubrir las personas que tuvieron en las manos la construcción.

La solicitud del mandatario al ente de control fiscal tiene dos puntos. El primero, que se le ponga precio al siniestro que tuvo la hidroeléctrica con valores actualizados. El riesgo obligó al contratista y a EPM a aplazar el cronograma del encendido de las primeras turbinas de generación de energía con el paso del río Cauca en Antioquia.

Mientras que en el segundo renglón exigió que los nombres que aparecen en los procesos judiciales se pongan al frente del dinero que faltaría por subsanar: “Llamando nuevamente a los responsables, los condenados y los que faltan por condenar. Faltan 5 billones de pesos por recuperar”, señaló Daniel Quintero Calle en sus redes sociales.

Esta afirmación toma relevancia en este momento por la incertidumbre que hay en el departamento por la fecha en la que entraría en operación Hidroituango, dado que el encendido se ha aplazado en dos oportunidades por retrasos en las actividades. También por los reproches de la Gobernación de Antioquia frente al pago de las pólizas.

Una nueva polémica cobija al proyecto de generación de energía de Hidroituango. En los micrófonos de Blu Radio, el accionista mayoritario cuestionó la aplicación de los seguros como resultado del siniestro que ocurrió en la represa en 2018, a razón de que esperaba que la póliza sumara más dinero del recibido. Alcalde de Medellín y EPM respondieron.

A juicio del gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, las empresas que blindaban cualquier contingencia en la construcción estaban contratadas para responderle a EPM por 14 billones de pesos, pero en medio de una estruendosa negociación, solo entraron a la caja cerca de 4,3 billones de pesos por parte de las aseguradoras Mapfre, Sura y Axa.

Esa cantidad de dinero estaba fijada con base en los acuerdos que se gestionaron en las administraciones que lideraron Sergio Fajardo Valderrama, Fabio Alonso Salazar Jaramillo y el propio Aníbal Gaviria Correa, momentos en los que se edificaron los documentos para arrancar la obra que promete entregar el 17 % de la demanda de energía del país.

“El tope fue cuatro billones de pesos. Ese tope es absurdo, porque yo tenía seguros asegurados por 3.150 millones de dólares y lo que había que esperar era que se produjera el lucro cesante”, comentó el mandatario de los antioqueños, quien concentra la representación mayoritaria de las acciones del polémico proyecto que se encenderá este año.

Frente a estas declaraciones, la Vicepresidencia de Riesgos de las Empresas Públicas de Medellín explicó cada uno de los cuestionamientos que emitió Gaviria Correa. En resumen, la compañía negó las acusaciones y defendió la gestión que emprendió para recuperar el dinero, como resultado de la contingencia que puso en peligro a Hidroituango.

Si bien la asociación fue contratada en 2010, empezó a correr desde 2011 y finalizó en 2021. En ese documento se acordó que el valor asegurado relacionaba 2.556 millones de dólares en daños materiales y 628 millones de dólares en lucro cesante. Por lo que la responsabilidad sumaba 3.184 millones de dólares en dado caso de emergencias.

Al final, la negociación total alcanzó a los 983,8 millones de dólares. Es importante reconocer que esto no fue una pérdida total. En este sentido, era inverosímil considerar que la aseguradora nos iba a reconocer el valor total asegurado. Por el contrario, la liquidación se correspondió con los daños sufridos”, dijo la Vicepresidencia.