antioquia

Hostigamiento a estación de Policía dejó un muerto y tres heridos en Peque, Antioquia

Más de 15 miembros de la fuerza pública han sido asesinados este año en el departamento. En su mayoría, los hechos delincuenciales han sido atribuidos al Clan del Golfo.


La celebración de la fiesta del campesino terminó en medio de disparos en Peque, localidad del occidente de Antioquia, por cuenta de un grupo de hombres que arremetieron contra la estación de Policía. Al parecer, los ilegales estarían asociados al Clan del Golfo.

El festín empezó a las 9:00 a. m. de este domingo y concluyó a las 9:45 p. m., cuando el estruendo de las balas dispersó a las personas que estaban bailando. En consecuencia, una mujer falleció y tres sujetos quedaron lesionados, entre ellos un miembro de la Policía.

De acuerdo con el relato de la comunidad, una vez los delincuentes arribaron a la zona urbana, les dieron 10 minutos para que evacuaran la cabecera sin reparos, con el fin de que no frenaran su acción terrorista.

El ataque armado fue confirmado por el coronel Daniel Mazo Cardona, comandante de esa institución en Antioquia, quien pidió el apoyo de la comunidad para identificar y judicializar a los hombres que alteraron el orden público en este municipio, donde delinque la subestructura Edwin Román Velásquez, del grupo que comandó alias Otoniel.

“Resulta lesionado el señor patrullero Sergio Sierra Hoyos en una mano, está estable y estamos haciendo coordinaciones para evacuarlo, ya recibió atención de parte de los médicos del municipio. En esta situación también resulta muerta una persona que se encontraba cerca de la estación y hay otras dos personas más heridas”, detalló el alto mando.

La víctima mortal fue identificada como Paula Giraldo Londoño, una joven que llegó de otra localidad del occidente de Antioquia para disfrutar junto a su familia del puente festivo en Peque.

Este hecho fue calificado como “inhumano” por parte del secretario de Seguridad Humana del departamento, Luis Fernando Suárez, quien pidió celeridad en las investigaciones en las acciones delincuenciales que afectaron la tranquilidad durante el viernes, sábado y domingo.

“Nuevo hostigamiento contra nuestra fuerza pública, esta vez en Peque, durante plena celebración del día de campesino, deja una civil muerta y un policía herido. ¡Basta ya esta guerra absurda que solo deja lágrimas y dolor!”, afirmó el funcionario que, a la par, lamentó las víctimas que causaron los tres ataques que se reportaron en el occidente y Urabá.

La Policía Nacional informó que, junto a las administraciones locales, están planteando las medidas de seguridad para contener las acciones ilegales que las organizaciones armadas están protagonizando en Antioquia, donde el blanco son las autoridades, respuesta de los terroristas por los golpes que han recibido en los últimos días: capturas y extradiciones de las cabezas del Clan del Golfo.

Horas antes de que se presentara el hostigamiento en Peque, ocurrió otro en el municipio de Uramita, localidad del occidente del departamento que está amenazada por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, según los alcaldes de la subregión.

“El Clan del Golfo se convirtió como la única fuerza al margen de la ley en el occidente. Este es un trabajo muy duro que le toca al próximo presidente: saber si los va a confrontar o si va a llegar a dialogar con ellos”, comentó Jorge Hugo Elejalde López, mandatario local de Frontino.

Los disparos contra la Policía en Uramita llegaron cuando la patrulla de la institución acudió al llamado de una persona que dio cuenta de una supuesta alteración del orden público en una zona de esa localidad. En medio del recorrido, fueron atacados indiscriminadamente.

En ese hecho murió el subintendente Wílmar José Genes, de 36 años, quien tenía a cargo la comandancia, y otros dos uniformados que quedaron heridos en las últimas horas fueron trasladados a la capital de Antioquia para recibir la atención especializada.