Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Deslizamiento de tierra sobre la vía La Felisa y La Pintada.
Deslizamiento de tierra sobre la vía entre La Felisa y La Pintada. - Foto: Tomado de redes sociales

antioquia-caldas

Vía entre Medellín y Manizales completa cuatro horas de cierre tras deslizamiento

Se adelantan trabajos en el tramo para restablecer la movilidad en la vía.

Las lluvias siguen afectando las vías principales del país, lo que se traduce en pérdidas millonarias para los transportadores. Y es que, en la mañana de este jueves 28 de abril, la Concesión Pacífico Tres anunció nuevamente el cierre en el trayecto entre Antioquia y Caldas, en jurisdicción de los municipios de La Felisa y La Pintada.

Las continuas lluvias causan en este tramo un desprendimiento de tierra, por lo que se hace necesaria la presencia de maquinaria amarilla para despejar la vía y permitir así que los vehículos puedan transitar.

Pacífico Tres confirmó el cierre total y manifestó que trabaja por restablecer la movilidad en el tramo entre los kilómetros 83, 77 y 73 de vía La Felisa-La Pintada. “Daremos aviso de apertura tan pronto sea posible”, notificaron en redes sociales.

Calvario permanente

Recordemos que el pasado 22 de abril esta misma vía estuvo cerrada durante 17 horas a causa del mismo inconveniente -taponamieto por deslizamiento de tierra-.

Tras el cierre de esta vía, desde las terminales de Medellín se suspendieron 120 viajes, que tenían como destino las ciudades del Eje Cafetero y el Pacífico colombiano. En total, 23 empresas restaron ganancias durante la jornada.

“No hemos cuantificado las pérdidas para cada una de las empresas. Tuvimos vehículos represados en la vía. Algunas compañías optaron por devolver los buses hacia las terminales de Medellín para que regresaran en la noche a hacer el recorrido”, dijo el representante de los transportadores de servicio público de Antioquia, Samir Echeverri.

El golpe también lo recibieron los transportadores de carga. De acuerdo con el análisis preliminar, perdieron más de 1.500 millones de pesos por cuenta del cierre, dado que por la zona se movilizan los vehículos que traen los fletes desde el puerto de Buenaventura.

Ánderson Quiceno, director de la Asociación de Transportadores de Carga, reseñó que los cierres “son un perjuicio para los transportadores por ser un corredor nacional. Entonces, por cada alteración en la vía, las pérdidas son superiores a los 1.000 pesos″.

Protestas en Medellín

Ante las marchas de este jueves 28 de abril en el país, con motivo de la conmemoración del primer año del Paro Nacional, las principales ciudades se preparan para atender los posibles actos vandálicos que puedan presentarse durante estas jornadas.

Es por ello que el gobernador (e) Luis Fernando Suárez anunció este miércoles -27 de abril- que a partir de las 4:00 p. m. se instalarán en Medellín dos Puestos de Mando Unificados (PMU), con el fin de garantizar los derechos de los manifestantes y atender cualquier eventualidad que se presente durante las manifestaciones.

Esta decisión fue tomada en medio un consejo se seguridad atendido este miércoles en las instalaciones de la Gobernación de Antioquia.

Por su parte, el viceministro de Veteranos y del Grupo Social y Empresarial, Gustavo Niño, reprochó el anuncio hecho por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, y aseguró que “Medellín no se encuentra en alerta máxima por movilizaciones”.

A su vez, sostuvo que la ciudad cuenta con 2.822 policías con logística de equipamiento y de ejército 5.797 soldados por todo el departamento, personal suficiente para garantizar la seguridad en el territorio.

“Las acciones que normalmente se dan son daños a la propiedad pública o privada y afectación a la integridad de personas que hacen parte de la manifestación pacífica o de quienes transitan cerca a estas concentraciones. Es un deber por parte nuestra proteger y restablecer los derechos a las personas que puedan ser afectadas”, destacó el general de la Policía, Gustavo Franco.

Según expresó en días pasados el primer mandatario de la ciudad, grupos extremistas tienen el objetivo de generar caos en las calles de Medellín, lo que podría terminar desestabilizando el orden público, por lo que las autoridades activaron la alarma máxima para prevenir los actos delictivos.

Respecto a la movilizaciones, las autoridades esperan que la jornada transcurra con normalidad en la capital antioqueña.