Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Zarigüeya murió luego de un ataque a machetazos en Medellín.
Zarigüeya murió luego de un ataque a machetazos en Medellín. - Foto: Cortesía: Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

medellín

Zarigüeya murió tras ser atacada a machetazos en Medellín

En lo que va corrido de 2022, más de 1.800 especies de este tipo han ingresado a los servicios de atención del Área Metropolitana del Valle de Aburrá por emergencias donde se ve comprometida su integridad.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá encendió nuevamente las alarmas por el maltrato animal que se padece en la capital de Antioquia. En las últimas horas, la entidad denunció que otra zarigüeya fue atacada con elementos cortopunzantes en las calles de Medellín. A pesar de la atención de los especialistas, falleció para la gravedad de heridas.

Una ciudadana del barrio Enciso contactó a las autoridades ambientales para dar cuenta sobre la presencia de un animal dentro de una matera. Una vez llegaron las unidades de protección, se percataron que era un macho de zarigüeya con múltiples heridas y que llevaba varios días resguardado en ese reciente tras ser víctima de la lesión.

Si bien se desconoce la persona que le pudo haber generado las delicadas heridas, los técnicos del Área Metropolitana dieron cuenta de que habrían sido cometidas con machetes o un objeto afilado. Las imágenes registradas por la corporación son estremecedoras: varias partes de su cuerpo fueron abiertas con el elemento.

“Cuando nuestro equipo llegó al lugar, realizaron la valoración inicial del animal y se percataron de la gravedad de su estado, entre los hallazgos encontraron fractura de cráneo y heridas profundas con larvas de mosca, el individuo estaba consiente, pero deprimido y débil”, reportó la autoridad ambiental de la subregión.

A pesar de los esfuerzos de los médicos para mantenerla con vida, no superó las primeras horas después de haber ingresado a la estación de paso, donde se les brinda a los animales la atención primaria. El dictamen reseña que las gravedades de sus heridas fue la causa de su muerte, tal como ha ocurrido en los últimos meses con otras especies.

Sin embargo, las más afectadas por las comunidades son las zarigüeyas. De acuerdo con las estadísticas del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre del Valle de Aburrá, en lo que va corrido del año, han ingresado más de 1.800 producto de atención a emergencias, muchas han podido regresar a su hábitat natural.

A través de las redes oficiales del Área Metropolitana se recordó que este tipo de animales hacen parte de la fauna silvestre urbana. Es decir, es común encontrarlas en los alrededores de los barrios, más en Medellín y el resto de los municipios de la subregión que está cubierto de montañas, también porque cumplen un papel fundamental en el ecosistema.

“Si llegas a ver una zarigüeya, tranquilo/a ellas no son peligrosas y no te atacarán, son muy nerviosos y dóciles; tan solo dale espacio para que se vaya. Si está atrapada en un sitio cerrado o de difícil acceso, ayúdala a salir y apártate para que encuentre el camino de salida”, recomendaron los especialistas de la unidad de cuidado de especies.

En dado caso de que se presente una emergencia con fauna silvestre en el Área Metropolitana, hay canales de comunicación donde se pueden emitir los reportes para que sean protegidos. La más común es la línea 123 donde dirección la queja hacia la dependencia correspondiente; además está el teléfono 3046300090.

Ahora bien, en medio de la publicación que realizó la corporación, varias personas se unieron al clamor para proteger a las zarigüeyas a razón de que los ataques comúnmente están justificados “por tener una apariencia física similar a las ratas, pero tampoco es razón”, escribió uno de los usuarios en la red social de Twitter.

También hubo espacio para el reproche. Un seguidor relató que, en una oportunidad, se comunicó a línea referenciada por el Área Metropolitana al solicitar la reubicación de una familia de zarigüeyas, pero se habrían negado porque no presentaban lesiones ni un escenario que las pusiera en riesgo.