Home

Pereira

Artículo

Pueblo Rico, Risaralda
Avanza la atención de la emergencia en Pueblo Rico, Risaralda. Buscan habilitar la vía que comunica a Risaralda con Chocó - Foto: Oscar Ramírez

nación

Casi 4.000 metros cúbicos de tierra se han removido del sitio del accidente del bus de la empresa Arauca en la vía Risaralda-Chocó

Expertos recorrieron la zona y evidenciaron que no existen anomalías que contribuyeran a este deslizamiento que se cobró la vida de 34 personas.

Desde la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo indicaron que, una vez terminado el proceso de búsqueda y rescate de las personas que viajaban en el bus 4077 de la empresa Arauca, que cubría la ruta entre Cali (Valle del Cauca) y Condoto (Chocó), y que se accidentó en Pueblo Rico (Risaralda) el pasado domingo, se puso en marcha un operativo para estabilizar la zona y habilitar el paso vehicular.

El director de la entidad, Javier Pava Sánchez, explicó que este proceso será liderado por el Instituto Nacional de Vías, Invías. A su turno, la directora encargada de la ejecución y operación de esta labor, Carolina Barbanti, afirmó que “continúan trabajando en la remisión del material que obstruyó la movilidad del corredor Quibdó-Pereira, debido a la emergencia presentada el pasado domingo”.

El sitio exacto donde ocurrió el accidente por un deslizamiento de tierra fue La Cabaña, que hace parte del tramo que une a los municipios de Pueblo Rico y Santa Cecilia, en el departamento de Risaralda.

“Desde el momento de la emergencia, el Instituto dispuso de toda su capacidad técnica y operativa con maquinaria y personas, quienes de primera mano accedieron al bus y pudieron ayudar a auxiliar a las personas sobrevivientes”, explicó la funcionaria.

Destacó además que el Invías dispuso de todas las herramientas para garantizar a los equipos de socorro toda la atención durante esta primera fase y que, posterior al retiro de los cuerpos de las víctimas, el Instituto inició las actividades de retiro del material.

La zona fue recorrida por geólogos del Invías, junto a representantes de entidades regionales de Risaralda y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, para determinar las condiciones geotécnicas, hidrológicas y hasta antrópicas que podrían estar afectando el talud donde se generó el movimiento de tierra.

“A la fecha hemos retirado 3.700 metros cúbicos y continuamos con estas labores. Hemos trabajado de la mano de los gobernadores y de la Alcaldía para poder lograr en tiempo récord haber retirado los cuerpos de las personas que fallecieron en el sitio”, destacó Barbanti.

La funcionaria anunció también que continuarán adelantando este proceso de limpieza de la zona porque aún faltan por remover otros 1.300 metros cúbicos. Este trabajo es ejecutado por 60 personas entre expertos, técnicos operarios, microempresarios y obreros del Invías, quienes mitigan la emergencia vial. Para el proceso están dispuestos en el sitio 3 retroexcavadoras, 19 volquetas y 5 vehículos livianos de apoyo de rescate.

El reporte entregado por los geólogos indica que “se evidenció que no hay anomalías que contribuyeran a la generación de este deslizamiento. Este es considerado un evento súbito debido a la acumulación de lluvias de 2022, cuando se han presentado máximos históricos con material inconsistente y permeable”.

Las autoridades ya habían acordado que al finalizar la remoción completa del material que cayó sobre la vía, se estudiará la estabilidad de la ladera superior del corredor vial en el kilómetro 17, junto al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres de Risaralda y la Corporación Regional de Risaralda, Carder.

La directora encargada de la Ejecución y Operación del Invías anunció que en un Puesto de Mando Unificado se establecerán las condiciones y la apertura de este importante corredor vial.

En el proceso de remoción se logró recuperar, momentos después de ocurrida la emergencia, la camioneta que también fue tapada por la tierra y de la que sus ocupantes salieron con vida. Esta mañana fue recuperado el chasis de la buseta en la que viajaban las 34 víctimas fatales que deja esta tragedia y por la que fueron declarados tres días de luto en Istmina y Condoto, en el departamento del Chocó.