nación

Más de 6.000 damnificados en el departamento de Bolívar por creciente del río Magdalena

La situación más crítica se presenta en Barranco de Loba.


La temporada invernal continua golpeando el sur de Bolívar y miles de familias han resultado damnificadas por la creciente del río Magdalena, en Barranco de Loba, a causa de las fuertes y constantes precipitaciones.

Según Silverio González, presidente de la Defensa Civil de Barranco de Loba, la situación que se vive en esta zona del departamento es bastante crítica. Habitantes han perdido cultivos, enseres, animales y electrodomésticos.

“En este momento la situación de nuestro municipio por la ola invernal es bastante grave. Tenemos más de seis corregimientos hundidos y varias veredas en la misma situación. Mientras el río siga aumentando, también habrá más damnificados. Hasta el momento hay cinco mil personas afectadas”, aseguró el funcionario.

Problemática que preocupa a la administración distrital. Desde allí, aseguran que el municipio no cuenta con recursos y apoyo suficientes para afrontar la crisis, por lo que hicieron un llamado urgente al Gobierno nacional.

“Barranco de Loba ha venido con esta problemática desde hace mucho tiempo. Presentamos los proyectos ante la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo en el año 2020 para acabar con esta dura situación que se repite cada año. Se han hecho los de la vista gorda en esta situación bastante lamentable y caótica”, indicó Manuel Ramos, alcalde de Barranco de Loba.

Por su parte, el director de Gestión del Riesgo de Bolívar aseguró que la fuerte crisis también invade a otras zonas del departamento, en el que se registra un total de alrededor de siete mil damnificados como saldo de la ola invernal.

“Tenemos afectaciones en el Magdalena Medio. Simití es uno de los municipios con más afectaciones. Por los lados de la Mojana continúa la problemática en San Jacinto de Cauca y en Montecristo hubo deslizamientos. Achí y Pinillos han tenido bastantes inconvenientes y a esto hay que sumarle lo que se vive en Magangué y Tiquisio. Estas han sido las zonas más afectadas. En los Montes de María tenemos daños en Córdoba, agudizándose la problemática en el corregimiento de Tacamocho. En el Dique tenemos serias dificultades por las crecientes”, dijo el funcionario.

Asimismo, aseguró que se están adelantando obras de mitigación en varios municipios ante al aumento del nivel del río, que amenaza a las comunidades.

Desbordamiento del río Magdalena deja 5.000 familias damnificadas en El Banco

El pasado 4 de mayo, el río Magdalena superó la cota de desbordamiento en el municipio de El Banco, tras las lluvias torrenciales.

Alrededor de seis mil familias fueron sorprendidas cuando el agua ingresó a sus viviendas, dejando 12 barrios inundados.

Ante el inminente desborde del río, el alcalde municipal, Roy García, lanzó un S.O.S. al Gobierno nacional para afrontar la emergencia y solicitó ayudas para los damnificados.

Igualmente, en días pasados, el primer mandatario emitió el decreto 061, en el que declaró la situación de calamidad pública por un periodo de seis meses. Decreto que tiene como fin poder priorizar la atención de las personas que se puedan ver afectadas.

8,74 metros fue la creciente del afluente durante la madrugada; cuatro centímetros por encima de la cifra de alerta roja, así lo dio a conocer la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, Cormagdalena.

Asimismo, indicaron que el nivel de esta importante fuente hídrica continuaría aumentando casi cinco centímetros por día, lo que representa un alto riesgo para las comunidades aledañas.

Por su parte, el Ideam indicó que la primera temporada de lluvias aumentarán en un 30 % con respecto al año anterior, por lo que se hizo un llamado de alerta a tomar medidas que salvaguarden a estas principales zonas.