cesar

Menor falleció tras resultar quemado por accidente con una botella de gasolina en Codazzi, Cesar

Otros niños resultaron lesionados en el fatal suceso.


Un trágico suceso se registró en la vereda El Milagro, ubicada en el municipio de Codazzi, Cesar. Allí, un menor de ocho años de edad murió tras quemarse con una botella de gasolina con candela que por accidente le cayó encima.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado 7 de mayo, cuando el niño se encontraba en el interior de su vivienda junto a sus hermanos y su madre.

Según reporte de las autoridades, la mamá de la víctima se encontraba cocinando cuando uno de sus hijos habría tomado una botella de gasolina para trasladarla de lugar.

“Su hijo mayor de diez años, hermano de la víctima, llegó con una botella de gasolina. La iba a guardar en el cuarto de herramientas y pasó cerca del fogón de la cocina. La botella de gasolina se encendió en llamas y el niño se asustó y la tiró. Acto seguido le cayó encima a uno de sus hermanos y fue así como ocurrieron los hechos”, indicó en su momento la Policía.

El fatal accidente provocó graves quemaduras al menor, y otro niño de cuatro años también presentó lesiones, pero de primer grado, a causa de la conflagración, por lo que fueron trasladados a la Clínica Médicos de Valledupar.

Según el personal del centro asistencial, el menor de ochos años permaneció durante 24 horas bajo observación médica, pero lamentablemente se produjo su deceso.

El drástico cambio que tendría la regulación de pólvora en Colombia

Desde hace más de 20 años se ha librado un intenso debate sobre el uso de la pólvora en Colombia. Sin embargo, aún se encuentran vacíos legales respecto a la restricción del uso, fabricación, manipulación, transporte, almacenamiento, comercialización, compra, venta y expendio de pólvora y productos pirotécnicos.

Actualmente existe una ley de pólvora, pero desde su entrada en vigor su implementación se ha visto torpedeada por fallas en el diseño de esta. Por ejemplo, otorgó la potestad a que cada alcalde en su ente territorial regulara o prohibiera el uso de pólvora, lo que ha generado un sinnúmero de prohibiciones o regulaciones, todas distintas, e incluso hay lugares del país en los que se ha hecho caso omiso del tema.

A pesar de las medidas que se han tomado, el número de afectados con pólvora, especialmente en épocas navideñas, se ha ampliado en los últimos años, incluyendo a muchos menores de edad.

Para combatir este flagelo, el Congreso de la República aprobó en último debate un proyecto de ley que, en esencia, busca restringir el uso de estos elementos solo a personas expertas en su manipulación.

Así mismo, se establecen actividades alternas para quienes viven de oficios relacionados con la pólvora con el fin de desincentivar esta actividad.

El artículo 3 de la iniciativa establece, por ejemplo, que los ministerios de Educación y Trabajo formularán con el Sena “una estrategia de profesionalización, tecnificación del oficio artesanal de pirotécnico, que se fundamente en la capacitación para la realización de actividades de fabricación y diseño de espectáculos de manera segura, de tal forma que se promueva una actividad pirotécnica formal y profesional en el país”.

Adicionalmente, se crea un fondo cuenta que busca proveer recursos destinados a inversión social, con el fin de garantizar la financiación de planes y programas de prevención que busquen sensibilizar a toda la población sobre el peligro del uso, la fabricación, la manipulación, el transporte, el almacenamiento, la comercialización, la compra, la venta y el expendio de pólvora. Además, servirá para brindar atención especializada a víctimas quemadas por artículos pirotécnicos, en cualquier circunstancia, priorizando niños, niñas y adolescentes.

“Esta iniciativa busca proteger de manera especial a los niños y jóvenes del país que, desafortunadamente, han resultado afectados y, en algunos casos, hasta llegan a perder la vida debido a la gravedad de las heridas que la pólvora les provoca”, explicó la representante a la Cámara Norma Hurtado.

La congresista agregó que “lamentablemente, los niños también son afectados por uso de elementos pirotécnicos. Según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), 6.125 niños y adolescentes resultaron lesionados durante la última década”.

Otro de los puntos clave, como explicó la representante Katherine Miranda, es la generación de alternativas de formalización y tecnificación de la labor del polvorero para que sus ingresos no se vean afectados por la restricción en el uso de estos elementos pirotécnicos.

Finalmente, se establecen multas de entre uno y 200 salarios mínimos (908.526 y 181.705.200 pesos) por incumplir reglamentación técnica contenida en la norma.

La iniciativa, de autoría de las representantes Miranda y Hurtado, queda a la espera de que sea enviada al despacho del presidente Iván Duque para que sea sancionada.