Iván Duque Icetex
- Foto: NO

política

Al César lo que es del César: la condonación de deudas en el Icetex fue obra de Iván Duque

La entidad condonará los créditos de cerca de 4.000 usuarios que han tenido problemas con los pagos.

A pesar de que el Icetex ha servido para que miles de estudiantes colombianos puedan obtener sus títulos universitarios, son varios los que han tenido que lidiar con las deudas que tienen con la entidad, algunas de ellas impagables.

Con el objetivo de ayudar a quienes se han visto alcanzados en estos pagos, el Icetex lanzó una campaña para condonar la deuda de más de 4.000 usuarios en situación de vulnerabilidad, que han tenido problemas con el pago de su crédito.

De acuerdo con la entidad, serán 4.067 los usuarios del crédito educativo los que recibirán el beneficio de condonación, que podrá ser del 25 al 50 % de la financiación luego de haber culminado con éxito su educación superior y recibir su diploma.

Esta medida generó el aplauso de miles de ciudadanos, incluso congresistas del Pacto Histórico aplaudieron al nuevo gobierno al considerar que había empezado a cumplir con sus promesas de apoyar a los jóvenes de escasos recursos.

Sin embargo, la realidad es que esa condonación de créditos del Icetex por la que hoy muchos se emocionan no es obra de la administración de Gustavo Petro, sino que la dejó lista el anterior gobierno.

De hecho, el comunicado con el que el Icetex da los detalles de la medida tiene fecha del pasado 5 de agosto, dos días antes de que el presidente Gustavo Petro se posesionara.

El marco legal para esta condonación fue establecido el 3 de agosto, aún bajo la administración de Iván Duque, por el viceministro de Educación, Miguel Alejandro Jurado, quien dio instrucciones al Icetex de disponer de 41.800 millones de pesos para proceder con esta medida en favor de la población más vulnerable.

Los beneficiados con la condonación del crédito serán notificados personalmente; se les informará de cuánto es el porcentaje de la condonación y el saldo oficial que tendrá su estado de cuenta a final de agosto.

Esta medida hace parte de los apoyos que ha venido brindado el Icetex a los jóvenes vulnerables. A mediados de junio se anunció que los beneficiarios de nuevos créditos que se han otorgado a partir de la fecha se podrán acoger a un esquema en el que si aún no tienen trabajo o ganen menos de un salario mínimo legal vigente al momento de cancelar la obligación, no deberán realizar ningún pago, no se les registrará mora ni esto se traducirá en un reporte a las centrales de riesgo.

La entidad aclaró que la medida permite que estas personas no tengan que pagar por esta obligación mientras cursan sus estudios y que la tasa de interés corresponderá a la establecida para la línea de crédito con la que realice sus estudios.

El período de amortización del crédito será por un máximo de 20 años luego de terminados los estudios financiados. Si al término de este período no ha sido pagado en su totalidad, se entenderá por terminado. Si el usuario desea hacer aportes mayores a los correspondientes a su cuota o terminar de pagar antes su obligación, podrá hacerlo.

Noticias relacionadas